¿Qué podemos aprender de Jimi Hendrix?

COMPARTIR

Salen a la luz nuevas grabaciones inéditas de Jimi Hendrix y todo hace pensar que no serán las últimas. Hendrix conoció la fama en dos años muy intensos cuando aún era muy joven y casi todo el dinero de ese éxito lo gastó en estudios de grabación o artilugios de tecnología punta de la época. No tuvo tiempo de que le llegara la edad de la codicia y uno de sus pozos de dinero fue intentar levantar el faraónico proyecto de los estudios Electric Ladyland, en Nueva York, con los mejores adelantos de la era analógica. Allí, cuando tenía una rato entre gira y gira, se encerraba para presionarse todavía más y dar vueltas una y otra vez a nuevas canciones, intentando exprimir al máximo sus dotes y su energía. Jimi grababa en cualquier sitio y repetía constantes variaciones de sus esbozos. Su muerte temprana y súbita dejó todas esas cintas en un limbo jurídico de difícil veredicto sobre a quién le correspondía su propiedad legal. Para muchos de sus proyectos contaba con socios, compañías discográficas, productoras, créditos y adelantos económicos que convirtieron sus asuntos financieros en un laberinto. Ahora, poco a poco, el hilo de Ariadna de ese laberinto se va desenredando con los años. Estremece pensar cuánto material sónico del guitarrista zurdo más famoso de la historia estará dormido en la oscuridad esperando su momento. La pregunta inevitable es: ¿qué pueden aportar ahora nuevas grabaciones de Jimi Hendrix? ¿Qué interés pueden tener, más allá de lo arqueológico, grabaciones hechas con tecnología analógica hace casi medio siglo, cuando esa tecnología ha sido barrida actualmente por lo digital? La respuesta es muy sencilla: no habrá guitarrista digital de ahora mismo que no las quiera escuchar. Porque la técnica psicomotriz, el oído del guitarrista negro eran tan singulares que todos estaremos a la caza de si podemos detectar algún pequeño truco, alguna idea de ejecución que pueda mejorar la técnica actual. El productor Eddie Kramer, que ha trabajado con Beatles, Led Zep, Stones, Bowie o Kiss, ha sido el encargado de ponerlas al día y su currículum no incita a desconfiar. Para que lo entiendan los legos en cuestiones musicales. ¿Quién no querría ver, en un futuro imaginable, vídeos remasterizados de Messi en los que jugara a puerta cerrada partidos nunca antes vistos? Pues eso. Sencillamente eso es lo que nos pueden ofrecer todas las grabaciones que aún siguen inéditas del genio de la Fender Stratocaster.