Madrid descarta multar a Airbnb pero insiste en limitar el uso turístico de las viviendas

COMPARTIR

EMILIO ORDIZ

Jorge García Castaño , delegado de Economía del Ayuntamiento de Madrid

Este jueves se ha conocido que París ha decidio denunciar a Airbnb y otras plataformas de alquiler turístico por promocionar pisos sin contar con el código de registro obligatorio por ley en la ciudad. Madrid, de momento, descarta esta opción. El concejal de Economía, Jorge García Castaño asegura que “el objetivo es proteger los usos residenciales”.

“Aunque luego pueda tener otros usos, la prioridad son los residentes“, comentó. El Ayuntamiento  se encuentra ahora en una fase de “diálogo social y político” con otros grupos y sectores, pero mantiene que el camino adquirido es “positivo”. García Castaño asegura que han conseguido “agilizar el proceso frente a las decisiones de la Comunidad, que acrecentaron el problema”.

El concejal hizo hincapié en el trabajo del Gobierno municipal: “Hicimos un análisis, caracterizamos el problema y dimos un paso para la aprobación de un plan especial y procedimos a la suspensión de licencias”. Esto se dio sobre todo en el distrito Centro que es el “más castigado”.

No renuncia Castaño a que existan este tipo de plataformas pero el uso primario tiene que mantenerse: “Los pisos son para vivir”, añade, porque solo así “se mejorarán las condiciones de los alquileres”.