El 85,1% compra en el pequeño comercio

COMPARTIR

La crisis impactó con dureza contra el comercio tradicional. Con menores medios para sobrevivir, las tiendas de toda la vida se vieron condenadas a un presente oscuro y a un futuro imposible. Con enormes sacrificios y gravosos costes, la recuperación económica se tradujo en que el sector recuperara cierto pulso. No obstante, aún está lejos de vivir sus mejores tiempos. Como dato sirva que el número de los autónomos del comercio minorista descendió en 13.315 en 2017, una pérdida diaria de 36 emprendedores, según ATA. Hay muchos factores que han desgastado ese músculo económico de proximidad, entre otras el boom de las grandes superficies y el de las compras electrónicas en las plataformas gigantes de internet. Con todo, la encuesta de NC Report refleja esperanza para este sector clave de la economía nacional. Sólo cabe esa conclusión cuando el 85,1% de los españoles se declara usuario habitual del pequeño comercio, cifras que con leves oscilaciones comparten todas las franjas de edad. Sólo el 14,9% no acude a las tiendas de barrio. Ese porcentaje es casi 20 puntos superior al de los que manifiestan que compran en las grandes superficies. El 66,3% acude a esas cadenas de distribución. En líneas generales, los españoles estamos más que satisfechos con la oferta de la que disfrutamos. El 68,3% de los preguntados piensa que nuestros establecimientos comerciales no tienen nada que envidiar a los mejores del mundo. Sin duda, que la libertad de horarios alienta esa buena opinión. El 69,3% apoya esa discrecionalidad frente al 28,7% que lo rechaza. Hay, pues, futuro para ese colectivo, pero ese pasa también por la especialización, la calidad y la proximidad.