Llull, todavía no

COMPARTIR

El Madrid ha hecho esta temporada un Máster en lesiones. Llull fue el primero en caer allá por el 10 de agosto en un amistoso con la Selección. El último ha sido otro base, Facundo Campazzo. Entre medias la lista es interminable. El argentino tendrá que someterse a una artroscopia en la rodilla izquierda que le tendrá de baja tres o cuatro semanas. Ninguno estará en la eliminatoria de cuartos ante el Panathinaikos que arranca hoy en Atenas.

Una de las claves de la serie estará precisamente en el puesto de las dos bajas del equipo de Laso. Calathes, el base griego, es la pieza decisiva en el engranaje de Xavi Pascual. Si él funciona, el Panathinaikos también. Fue vital en la victoria de los griegos ante el Madrid en la primera vuelta (82-80) y su flojo partido en Madrid dejó sin opciones a su equipo (92-75).

La baja de Campazzo ha dejado a Doncic como único base puro en el equipo de Laso. Llull lleva días entrenándose con el resto de compañeros, pero después de más de ocho meses de trabajo no se trata de precipitarse a última hora. Los cálculos iniciales del Madrid, antes de confirmarse la baja del «Facu», apuntaban a dos posibles fechas para reaparecer: el derbi con el Movistar Estudiantes del 29 de abril o el partido con el Delteco de San Sebastián justo una semana después. Entre medias está un hipotético quinto encuentro contra los griegos.

«Lleva meses trabajando como un caballo», se asegura desde el vestuario del equipo. Está físicamente mejor que nunca porque él y el club se han volcado en la recuperación del ligamento cruzado de la rodilla derecha. Médicos, fisios, preparador físico… todo su trabajo se ha supeditado a que Llull regresara en las condiciones ideales. Y ese momento está cerca, pero… «Lo normal es que esta temporada no sea el Llull que conocíamos el año pasado, pero con éste todo es posible», se dice en el vestuario.

Campazzo llevaba varios días con molestias. Después de sus mejores partidos como madridista y de convertirse en una pieza clave empezaron las dolencias. Se apostó por un tratamiento conservador, pero cuando forzaba mínimamente la rodilla se le inflamaba. Así que para intentar llegar a los «playoffs» de la Liga Endesa y a una posible presencia en la «Final Four» se ha apostado por el quirófano.

El otro equipo español entre los ocho mejores es el Baskonia que se mide al defensor del título. Los vitorianos se topan con el segundo presupuesto más alto de la competición –sólo le supera el CSKA– y con Zeljko Obradovic. El entrenador serbio suma nueve Copas de Europa y sueña con la décima en su ciudad.