Bayona: «Temía que Spielberg me decepcionara»

COMPARTIR

gonzalo núñez –

lantar un árbol, tener un hijo, escribir un libro… y trabajar con Spielberg. La lista de «cosas que hacer en la vida» de J. A. Bayona tiene estas peculiaridades. Solo él puede hablar de «mi jefe» a la hora de referirse al director de «Tiburón» y «La lista de Schindler», y solo él puede decir que fue señalado por su ídolo sin perder la inocencia: «Es muy curioso el poder sentarte con tus héroes porque uno tiene la sensación de que te pueden decepcionar y no ha sido así. Con todas las películas que tengo de Spielberg en casa, ¡imagínate que ahora me cae mal!», declaraba ayer en el Festival de Málaga, donde recibió el premio Retrospectiva y en el que adelantó algunas claves sobre «Jurassic World: El reino caído», que se estrena en junio. Dos años ha estado inmerso este barcelonés del 75 en el mundo de los dinosaurios 3D que creara en 1993 el rey midas de Hollywood. Con únicamente tres pero rentabilísimos largometrajes como bagaje («El orfanato», «Lo imposible» y «Un monstruo viene a verme»), Universal le ha confiado 260 millones de euros y la responsabilidad de recrear la misma magia que lo atrapó a él con «Parque Jurásico»: «Cuando hablo de aquella película recuerdo escenas como la primera secuencia del T-Rex en el parque. Se han quedado recuerdos de ella en mi memoria y mi intención es conseguir esos momentos memorables, que, de aquí a 20 años, quien esté haciendo ‘’Parque Jurásico 12’’ piense que quiere hacer escenas como las que hizo Bayona». Si todo va bien, el director abrochará definitivamente la cinta el viernes que viene. Y tras la larga planificación y el rodaje, los nervios afloran. «La responsabilidad», dice, porque en el fondo «se ha hecho para que mucho público vaya a verla». Mucho. Y esa necesidad de rentabilizar el «block-buster», de encajar en los parámetros férreos en que se manejan las «majors», ¿hará quizás que no reconozcamos al Bayona en que la fantasía es una vía de escape de una realidad insostenible y la infancia su refugio? «Hay algo que sale de manera natural de ti y que no tiene que ver con el contenido de la obra. Las personas que han visto “Jurassic World 2” dicen que se nota mucho que es una de mis películas, aunque no sé en qué».

Una época vertiginosa

De todos modos, Bayona se confiesa incapaz de articular significados sobre sus obras. «Pienso más en imágenes. Y ahora empiezo a encontrar conceptos detrás de mis cintas anteriores». «Jurassic World» es la apuesta de su vida, aunque seguramente no sea la última de tal envergadura, pues toda su precoz carrera ha sido un «tour de force». Hace 19 años ya estaba en este festival, presentando su primer corto. Luego, hace 10, empezó su carrera de seducción del gran público. Situémonos: ayer Málaga premió con su Retrospectiva a un hombre de solo 42 años: «Ahora ya me preguntan qué voy a rodar después de esta. Vivimos una época vertiginosa y a mayor exposición, más presión y prisas sientes». De momento solo piensa en tomarse vacaciones.