Un paso más para el Madrid Nuevo Norte: 10.500 viviendas, nueva estación de Chamartín y un centro de negocios

COMPARTIR

EMILIO ORDIZ / AGENCIAS

'Madrid Nuevo Norte'

El norte de Madrid cambiará su cara. El ministro de Fomento  anunció este martes el acuerdo con el Ayuntamiento  y la promotora Distrito Castellana Norte, que también incluye a Adif, para iniciar la operación Madrid Nuevo Norte.

La aprobación inicial del proyecto, que contempla una reducción de la edificabilidad a 2,6 millones de metros cuadrados en la zona y 10.510 viviendas (frente a las 17.000 previstas inicialmente), podría llevarse a cabo el próximo mes de julio en el Pleno municipal.

Un 20% de las viviendas del plan Madrid Nuevo Norte (un total de 2.100) serán de protección oficial, según señalaron fuentes municipales, que han concretado que 2.600 viviendas estarán en el sur de Calle 30 y otras 7.910 al norte.

Las zonas a abordar pasan a ser cuatro: Centro de Negocios; Fuencarral-Malmea; Fuencarral-Tres Olivos y Fuencarral-Las Tablas y un área con ordenación a concretar junto a la futura estación de Chamartín. Se renuncia por tanto a la quinta área, el polígono de Fuencarral-Malmea, que sí se incluía en el documento presentado en 2017.

Al sur de la M-30, se ubicará el gran Centro de Negocios en el entorno de la estación de Chamartín y junto al nuevo intercambiador modal de transporte. Se asignan 1.040.000 metros cuadrados edificables para ese Centro de Negocios que se ampliarán con otros 180.000 m² edificables que se construirán dentro del ámbito de la propia estación.

El objetivo es que el Pleno apruebe el plan en verano y a finales de año pueda terminar su tramitación. Las principales actuaciones son las siguientes:

Estación de Chamartín

Se plantea la creación de una gran plaza de acceso a la estación de Chamartín por su lado oeste. La plaza se configurará sobre una plataforma de grandes dimensiones que permitirá el tráfico rodado y peatonal, y cubrirá una estación de autobuses complementaria a la actual de la plaza de Castilla, con su estación. El objetivo es plantear en este punto el mayor nudo de comunicaciones de España.

Calle Mauricio Legendre

Hay una idea base: reducir el tráfico lo menos posible. Se conectará Plaza de Castilla hasta Fuencarral Tres Olivos San Roque en una propuesta por potenciar el transporte sostenible (bicicletas, sobre todo) y la integración del transporte público.

Parque lineal verde sur-norte

Este llamado eje verde, que comienza en la Plaza de Castilla, continuará hacia el norte formando un pasillo verde que bordeará el Poblado de Absorción B de Fuencarral, el propio casco histórico y Tres Olivos y servirá de apoyo para el transporte en bicicleta y sendas a pie desde el centro de la ciudad hasta su borde norte junto a la M-40.

Peatonalización de la Castellana

Es uno de los grandes objetivos. La propuesta del Plan es crear un gran espacio peatonal en el paseo de la Castellana, entre la intersección con Sinesio Delgado y el nudo norte de la M-30, soterrando para ello la mayor parte del tráfico rodado que discurre por esta zona. Se conformará así una gran plaza que permitirá la integración en un solo ámbito de las Cuatro Torres con el futuro centro de negocios. Además, los cambios también tendrán incidencia en el hospital de La Paz, que podrá tener una fachada totalmente peatonal a la Castellana.

Zona verde equipada en la calle Bambú

Un parque y canchas deportivas. La zona de Bambú también se verá beneficiada por el proyecto. Se conectarán las nuevas zonas verdes con la parte residencial. “Se van a mejorar las condiciones de los ciudadanos”, comentan desde el Ayuntamiento.

Vías en la colonia Virgen de Begoña

Se proyecta ampliar la superficie de vías de ferrocarril a cubrir con respecto a otras propuestas anteriores de tal forma que la zona norte de la colonia Virgen de Begoña se cubra con una losa para eliminar así la fractura que, a juicio del Consistorio, suponen las vías en la actualidad. Se creará un área verde sobre la losa de cubierto y se localizarán espacios para equipamientos en su proximidad.

Parcela deportiva de la EMT

En la esquina de la Castellana con la M-30 se encuentran las instalaciones deportivas de la EMT, y en el proyecto se hace palpable la voluntad de que su uso se mantenga por el momento, aunque se valora que en un futuro pueda cambiar. Es más, se ampliará la parcela destinada a ello.

Casco histórico de Fuencarral

En este sentido la reforma será también profunda. La propuesta se basa en la peatonalización del casco histórico de Fuencarral, en concreto de la calle Nuestra Señora de Valverde. Esto implicará una construcción de un nuevo viario para que circulen los vehículos. Asimismo, se incorporarán diferentes equipamientos para que las obras tengan la menor repercusión en los habitantes, según fuentes municipales.

Ermitas de San Roque y Nuestra Señora de Lourdes

Se mantienen las ermitas en su actual ubicación preservando y mejorando su entorno de forma que integrándose en la vida de los nuevos barrios se puedan seguir conservando las tradiciones.

Transportes

Si enfocamos hacia los transportes, habrá cambios que afectarán tanto a Cercanías como las diferentes carreteras. La meta es potenciar la estación de Cercanías de Fuencarral pero también remodelar los nudos norte de la M-30 y Fuencarral. Cabe la posibilidad, aunque a largo plazo, de que estas reformas exijan la ampliación de las líneas de Metro que confluyan en la zona.

Transversalidad viaria este-oeste

El Ayuntamiento habla también de conectividad. El objetivo es unir los barrios del distrito de Chamartín al sur de la M-30. La operación se repetirá para conectar Fuencarral y Las Tablas al norte de la M-30.

Desde 1993

Debido a que para aprobar este desarrollo es necesario hacer una modificación del PGOU, para la aprobación definitiva de la operación es necesario el visto bueno de la Comunidad de Madrid.

La reforma para esta zona del norte de la capital se concibió inicialmente en 1993 y se aprobó en 1997. La alcaldesa Ana Botella lo reactivó en 2015 en los últimos coletazos de su Gobierno pero la operación fue rechazada por el pleno en mayo de 2016, ya con Ahora Madrid en el Palacio de Cibeles.

Tras el rechazo de Fomento y Distrito Castellana Norte al nuevo plan presentado por el Ejecutivo de Manuela Carmena, en julio del año pasado se alcanzó un nuevo pacto que ahora se concreta en el inicio de la tramitación administrativa.

El sector de Anticapitalistas de Podemos Comunidad de Madrid se opone a esta operación y acusó al equipo de Gobierno del Ayuntamiento de ser “pusilánime frente al capital financiero” en lo que considera un “pelotazo”.