Comprometidos con el empleo social

COMPARTIR

Una oportunidad de futuro para los que la sociedad descarta y un impulso a la profesión sociosanitaria y el cuidado de mayores. Éstos fueron los ejes de actuación de LaboralMad, la primera feria de trabajo organizada por Clece –grupo especializado en servicios sociales integrales a empresas– y diseñada a medida para los servicios que la empresa presta en la Comunidad de Madrid. Más de 2.300 personas se registraron para participar en los procesos de selección de los 2.000 puestos vacantes que Clece ofreció a dos perfiles muy concretos: 1.000 para colectivos vulnerables y otro millar para personas interesadas en trabajar en la atención sociosanitaria a la tercera edad.

Clece es una empresa con 25 años de trayectoria que da servicios en tres grandes ámbitos: servicios a las personas (servicios sociales, educativos, a mayores, etc.); servicios a los edificios (limpieza, energéticos, mantenimiento); y servicios a la ciudad y el entorno (medioambientales, aeroportuarios, etc.).

Se define como «una empresa de personas para personas» porque toda su actividad está realizada por un gran equipo de profesionales, en concreto 74.411 empleados, lo que les sitúa como la tercera empresa privada empleadora del país. En España tiene presencia en todo el territorio y, a nivel internacional, está en Portugal y Reino Unido.

En cuanto al proyecto social de la compañía, tiene entre sus principales ejes de actuación la integración laboral de colectivos vulnerables. Actualmente, de sus 74.411 empleados, más de un 10% –7.547 trabajadores– provienen de colectivos vulnerables.

LaboralMAD, que se celebró durante el miércoles y el jueves en la sala Demo 1 de la Estación de Chamartín, surgió para dar cobertura a las necesidades de empleo de la compañía, tanto por su compromiso social con la inserción laboral de colectivos vulnerables, como por su amplia actividad relacionada son los servicios de atención que presta al colectivo de mayores.

La responsable de selección de la zona centro, Rocío Márquez de la Plata, explicó que Clece es una compañía con un volumen de negocio amplio: «Cada vez que comenzamos un servicio nuevo o queremos ampliar los que ya prestamos, buscamos nuevo potencial que incorporar a la empresa. Eso es lo que nos lleva a tener un volumen de contratación muy grande». Para cubrir las 2.000 vacantes libres se optó por organizar una feria de empleo, «y no por procedimientos de contratación tradicionales, porque eso ya se hace el día a día en nuestras oficinas», puntualizó Márquezde la Plata. «Queríamos hacer algo diferente, algo que sentase un procedente y se nos ocurrió este proyecto, que cuenta con un equipo detrás muy importante, desde el área de eventos, informática, técnicos de selección, comunicación… que han conseguido dar forma a LaboralMad».

El primer día estuvo dedicado a la contratación de personas procedentes de colectivos vulnerables, para lo que se contó con la ayuda de seis asociaciones principales (Cruz Roja, Adecco, Pinardi, Ranstad, Compromiso Integra e Incorpora de La Caixa), que aglutinan a su vez a otras 35. Estas organizaciones actúan como intermediarios con Clece para que sus usuarios puedan encontrar empleo. Para ellos se ofertaron 1.000 puestos para distintos ámbitos (jardinería, mantenimiento de edificios, limpieza de interiores, control de acceso…). «Se valora la formación y la experiencia, pero más allá de eso lo que más pedimos es ganas de trabajar y un compromiso con la compañía».

En cuanto al otro eje de la feria, Márquez de la Plata aclaró que se buscaron perfiles para cubrir toda la oferta de empleo de Clece en el ámbito sociosanitario en la tercera edad. «Empieza a haber mucha demanda en este campo laboral porque la población cada vez está envejecida. Es una profesión de futuro y cada vez se está caminando más a la profesionalización de estos perfiles, lo que contribuye a dignificar la profesión del cuidado a mayores».

En total, en los dos días de feria los técnicos de selección de Clece entrevistaron a centenares de personas. El éxito de LaboralMad fue rotundo. En este primera edición, el evento se circunscribió a la Comunidad de Madrid pero para años siguientes esperan extenderlo al resto de comunidades.