La verdad entre el rifirrafe de Miguel de Unamuno y Millán Astray en la Universidad de Salamanca

COMPARTIR

El historiador Severiano Delgado, bibliotecario de la Facultad de Derecho de la Universidad de Salamanca, ha publicado un trabajo de 34 páginas, titulado «Arqueología de un mito, el acto del 12 de octubre de 1936 en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca». En este trabajo se califica de «invención» las famosas dos frases del enfrentamiento verbal entre Unamuno y Millán Astray.

Este estudio afirma que ni quien fue rector de la Universidad de Salamanca, Miguel de Unamuno, pronunció la mítica frase de «venceréis pero no convenceréis», ni el general Millán Astray le contestó con el conocido «¡muera la inteligencia!» en el Paraninfo de la universidad el 12 de octubre de 1936.

En 1941, Portillo publicó la versión de aquel conflicto verbal entre Miguel de Unamuno y Millán Astray, donde ya se hablaba de la famosa frase «¡muera la inteligencia!», que se la atribuye al general franquista; y también cita una expresión dicha, según Portillo, por el rector salmantino de aquella época, «venceréis pero no convenceréis».

Ahora, el historiador Severiano Delgado señala en su trabajo que el profesor Luis Portillo «no estuvo presente en el Paraninfo» como para poder afirmar con rotundidez que eso fue así. En su opinión, «se ha tratado de una recreación literaria sin intención de descripción histórica»; es decir, que el joven profesor salmantino lo único que hizo fue «relatar un enfrentamiento literario entre el bien, que representaba el demócrata de Unamuno; con el mal, como era el autoritario Millán Astray».

Preguntado por el porqué de este trabajo, el historiador nos empezada a una sesión de arqueología afirmando que a los largo de sus 34 hojas, ha realizado una auténtica «labor de arqueología» para concluir que todo «se lo inventó Luis Portillo», profesor de la Universidad de Salamanca exiliado en Londres. Así que el porqué es: desvelar la verdad.