El 39% de las motos de la región no podrá circular en la capital con alta polución

COMPARTIR

FCO. PELAYO

Motos en Gran Vía

El Ayuntamiento de Madrid tiene la intención de prohibir la circulación de motocicletas en la capital en el nuevo protocolo de actuación municipal para episodios de contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2) que se empezará a aplicar previsiblemente en el otoño. Esta restricción afectará, sobre todo, a las motocicletas sin distintivo ambiental. Se trata, por tanto, de las anteriores a 2003, es decir: las que tengan más de 15 años. ¿Hay muchas? ¿Pocas?

Según datos aportados por la Dirección General de Tráfico (DGT), en la Comunidad de Madrid hay un total de 350.164 motos, de las cuales 135.812 carecen de distintivo ambiental. Esto supondría que casi el 39% de las motos de la región no podrían entrar ni circular en la ciudad de Madrid en días con altos niveles de contaminación. El Ayuntamiento de Madrid rebaja notablemente esa cifra y sitúa el parque circulante (los que habitualmente están circulando por las calles) de motocicletas sin distinto ambiental en la almendra central de la ciudad (interior de la M-30) en un 13,6% respecto al total de las motos que circulan por la zona.

“Hay que distinguir entre las motos matriculadas –las que controla la DGT– y el parque circulante, que al igual que en los coches es inferior a los matriculados, porque no todos los coches circulan habitualmente ni todos los días, más en el caso de los más antiguos”, señalan desde el Área de Medio Ambiente y Movilidad del Consistorio.Ni la DGT ni el Ayuntamiento de Madrid han podido proporcionar a 20minutos cifras sobre el el número de motocicletas afectadas en toda la ciudad de Madrid por las futuras restricciones de circulación en escenarios con alta polución por carecer de etiqueta ambiental.

Las restricciones a las motocicletas no han sido bien recibidas por los moteros. “Hemos tenido reuniones con el Ayuntamiento y nunca se había hablando de restringir la circulación de las motocicletas por la contaminación porque contamina menos que el transporte público”, asegura Juan Manuel Reyes, presidente de la Asociación Mutua Motera. “Madrid ignora las recomendaciones de la UE, que pide fomentar el uso de la moto como medio de movilidad sostenible, y estudios que demuestran que la moto tarda de media casi una hora menos en el desplazamiento diario, lo que significa que está contaminando también casi una hora menos al día”, explica Reyes.

Fuentes municipales insisten en que está demostrado que “hay motos que emiten más emisiones que los coches” y hacen referencia a unos datos de la Agencia Europea de Medio Ambiente que indican que la emisión de NO2 en motocicletas se sitúa entre 0,194 y 0,317 g/km frente a los 0,21 y 0,61 g/km registrados en turismos diésel.

Desde la Asociación Nacional de Empresas del Sector Dos Ruedas (ANESDOR) cuestionan esta afirmación. “No es cierto que las motocicletas contaminen más que algunos coches de forma genérica. Es verdad que una moto antigua de gran cilindrada frente a un coche de última generación puede contaminar más, pero si comparamos un coche y una moto en términos de igualdad no se da esta situación”, explica José María Riaño, secretario general de ANESDOR. “Si quitásemos de las calles un 10% de los grandes vehículos que circulan por la ciudad y se sustituyesen por motocicletas, la reducción de partículas de NO2 sería del 44%”, concluye Riaño.

Muta de 90 euros

El Consistorio tiene previsto sancionar con 90 euros de multa a aquellos vehículos que no llevan distintivo ambiental identificativo durante los periodos de alta contaminación. «El Ayuntamiento convertirá en obligatorio algo que no lo es, la etiqueta medioambiental. Las etiquetas medioambientales, creadas y comercializadas por la DGT, no son obligatorias y, de hecho, tienen un coste de 5 euros», critican desde la Asociación Mutua Motera.