El Consejo de Seguridad de la ONU se reúne tras el medio centenar de muertos en la frontera de Gaza

COMPARTIR

EFE

Un herido en la frontera de Israel

El Consejo de Seguridad de la ONU abordará este martes la violencia en la frontera de Gaza, después de que medio centenar de personas muriesen este lunes por disparos del Ejército israelí durante protestas por el traslado de la embajada de EE.UU. a Jerusalén.

La cita, solicitada de urgencia por Kuwait en nombre de los países árabes, tendrá lugar este mediodía y en formato abierto. Este lunes, tanto Palestina como Israel se dirigieron al Consejo de Seguridad para pedirle que se pronuncie sobre la situación sobre el terreno.

El embajador palestino, Riyad Mansur, pidió al máximo órgano de decisión de la ONU que condene la “masacre” cometida por Israel y que actúe para dar protección internacional a la población civil. “Demandamos que esta acción se detenga inmediatamente y queremos que los responsables en el lado israelí sean llevados ante la Justicia”, dijo Mansur en declaraciones a los periodistas.

Según el diplomático, Palestina quiere además “protección internacional para la población civil”, dado que Israel “ha abdicado su responsabilidad” de garantizar la seguridad de los palestinos.

Israel y EE UU culpan a Hamás

Su homólogo israelí, Danny Danon, culpó mientras tanto de todo lo ocurrido a Hamás y llamó al Consejo de Seguridad a condenar los “crímenes de guerra” del movimiento islamista palestino. “No solo Hamás incita a decenas de miles de palestinos a traspasar la frontera y hacer daño a civiles israelíes, sino que Hamás también pone en peligro deliberadamente a los civiles palestinos”, defendió Danon en un comunicado. Al igual que Israel, la Casa Blanca responsabilizó hoy “directamente” a Hamás de la violencia.

Por su parte, el secretario general de la ONU, António Guterres, se declaró “profundamente alarmado” por la escalada de la violencia y el alto número de muertos y heridos. “Las fuerzas de seguridad de Israel deben ejercer la máxima contención en el uso de fuego real”, dijo Guterres a través de su portavoz, Farhan Haq.
Al mismo tiempo, el jefe de Naciones Unidas subrayó que “Hamás y los líderes de las manifestaciones tienen la responsabilidad de evitar todas las acciones violentas y provocaciones”.

Macron condena la “violencia” de Israel

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, fue el único representante internacional que condenó “la violencia de las fuerzas armadas israelíes contra los manifestantes” palestinos en Gaza, y lamentó “el gran número e víctimas civiles estas últimas semanas”.

En un comunicado, el Palacio del Elíseo informó de que Macron habló por teléfono con el rey Abdalá II de Jordania y con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abás, y de que hará lo mismo mañana con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. Además de condenar expresamente la violencia ejercida por las fuerzas israelíes, instó a “todos los responsables a la contención y la desescalada” y reclamó que “las manifestaciones de los próximos días sigan siendo pacíficas”.

De igual forma, reiteró el rechazo de su país hacia la decisión de Estados Unidos de abrir su embajada en Jerusalén, que se inauguró hoy, y aseveró que el estatus de esa ciudad “no podrá ser determinado más que entre las partes, en un marco negociado bajo la égida de la comunidad internacional”.

Por su parte, el Gobierno alemán advirtió a Israel de que en las protestas en Gaza se debe respetar el “principio de proporcionalidad” y llamó a las autoridades palestinas en la franja a “condenar la violencia”.

Dastis, sin posicionarse

España se mostró confiada este lunes, en un comunicado emitido por el Ministerior de Asuntos Exteriores, de que se logre bajar la tensión que se vive en la frontera y realizó un n llamamiento al Gobierno de Israel a “hacer un uso proporcionado de la fuerza”.

En el comunicado se expresa que el Gobierno español “está consternado por el elevado número de manifestantes muertos y heridos” y hace “un llamamiento urgente a la contención de todos los actores, que deben evitar cualquier medida en los próximos días que provoque más víctimas entre la población civil”.