El CES Cardenal Cisneros niega “trato preferente” a Casado y que haya podido aprobar sin examinarse

COMPARTIR

EUROPA PRESS

Pablo Casado, vicesecretario general de Comunicación del PP

El CES Cardenal Cisneros, centro adscrito decano de la Universidad Complutense de Madrid, ha negado este miércoles que haya habido “trato preferente” con el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, a la hora de cursar sus estudios de Derecho o que este haya podido aprobar sin examinarse.

Así lo ha señalado en un comunicado después de que el diario El Mundo haya publicado una información según la cual Casado habría superado 12 de las 25 materias de la carrera y logrado el título en cuatro meses, poco después de ser elegido diputado madrileño en el año 2007, con “facilidades” en este centro.

La institución asegura que durante sus casi 50 años de historia han cursado estudios oficiales más de 30.000 alumnos y cuenta con una comunidad académica compuesta por “un elenco de profesores de reconocido prestigio e innegable honorabilidad, que aplican con rigor y seriedad las directrices dadas por la Universidad Complutense en materia académica, como corresponde a la excelencia universitaria por la que es conocido este centro”.

“Es por ello que negamos de forma tajante que se haya dado un trato preferente o de favor a ningún alumno”, ha señalado, para añadir que también es “rotundamente falso” que alguien pueda haber “disfrutado de convalidaciones extraoficiales”, “dado que en el CES Cardenal Cisneros todas las convalidaciones han de ser aprobadas por la comisión de convalidaciones de la Universidad Complutense”.

“Mecanismos de control”

Es, asimismo, “falso que algún alumno haya podido aprobar sin examinarse, ya que los mecanismos de control que dan veracidad a la calificación del examen pasan por una Junta de Evaluación, siempre presidida por el delegado del rector de la Universidad Complutense, tanto en la convocatoria de junio como en la de septiembre”, ha añadido.

En este sentido ha destacado que se trata de un “órgano garantista de los resultados académicos, donde el profesorado de cada división certifica y valora la trayectoria de cada uno de sus alumnos y da fe de las calificaciones para el cierre de actas, las cuales quedan en poder de cada facultad correspondiente de la Universidad Complutense”.

Por otro lado, el Cardenal Cisneros precisa recordar que, “periódicamente se somete al control de la Aneca, un organismo autónomo para la evaluación de la calidad y la acreditación de la enseñanza universitaria, y cuya transparencia avala la calidad de los métodos empleados en el centro, que cumplen con creces todos los requisitos exigidos”.

Por último, el CES Cardenal Cisneros lamenta que ha sido “absolutamente ajeno” a la información publicada y que “en ningún caso, se ha puesto en contacto con portavoz alguno ni personal directivo” para contrastarlo.

El propio Casado ha negado irregularidades en la obtención del título y ha manifestado que la información es “falsa” y que atenta contra su honor.

Esperanza Aguirre, señalada como una de las personas que llamó a los profesores para ejercer presiones, ha desmentido ese extremo en declaraciones a la cadena Cope. “Jamás he llamado a nadie para que aprobaran a Pablo Casado”, ha asegurado la expresidenta de la Comunidad de Madrid.