Inspección propone una sanción a Metro por no reconocer a tiempo la enfermedad profesional por amianto de un trabajador

COMPARTIR

EP

Tren de Metro de Madrid en una de las estaciones de la red

Inspección de Trabajo ha transmitido una propuesta de sanción administrativa a Metro de Madrid por supuestamente retrasarse en el reconocmiento de la enfermedad profesional de uno de sus empleados, afectado por amianto.

El trabajador es Santos González Roldán, destinado a mantenimiento de escaleras en el metro, y al que se le reconoció la enfermedad profesional por asbestosis después de estar expuesto a este material, según afirman fuentes sindicales a Europa Press.

Este empleado, ahora asignado al departamento de Multifunción, explicaba el pasado viernes en la Asamblea todo lo relativo a su enfermedad, detectada en el año 2014. Momento en que sospechaba que podía ser asbestosis ya que, durante una operación de rodilla, le hicieron una radiografía en el pulmón y “vieron algo que no sabían lo que era”.

Tras este hecho, el trabajador fue remitido al servicio de neumología del hospital de La Paz con posible asbestosis y un doctor de dicha unidad confirmó la enfermedad. Este hecho se dio el pasado 2016. El informe médico fue entregado a la compañía, pero no fue hasta este 2018 cuando ha obtenido el reconocimiento por enfermedad profesional.

Durante la sesión de la comisión de investigación sobre la presencia de amianto en el Metro, González Roldán fue preguntado acerca de si se sentía “maltratado” por la compañía. Su respuesta fue que “ahora sí”, ya que no recibió- a su juicio- formación ni tampoco materiales adecuados (máscaras, guantes) para evitar inhalar fibras de un material que es potencialmente cancerígeno.

El empleado añadió que, en materia de formación y prevención sobre amianto, solamente asistió a un “coloquio” celebrado el pasado mes de marzo, que duró “un par de horas”.

Tres trabajadores afectados

El delegado de prevención de riesgos laborales de Comisiones Obreras en el suburbano, José Ignacio Rodríguez, ha asegurado que el caso de este trabajador ponía de manifiesto un comportamiento “bastante negligente” por parte de la empresa Metro, puesto que presentó todos los informes médicos en 2016 y la enfermedad no fue reconocida hasta el pasado mes de febrero del presente ejercicio.

CCOO ha entregado una solicitud para que se le aumenten las prestaciones debido a su enfermedad profesional. Hasta la hecha, hay tres empleados con enfermedad profesional reconocida por exposición a amianto.

Además, desde el sindicato se han presentado informes médicos a Metro de otros dos extrabajadores de la compañía ya fallecidos y que podrían haber contraído enfermedades por la exposición al material. 

Metro estudia alegaciones

Según fuentes del suburbano han relatado a Europa Press, la compañía confirma haber recibido la notificación de la propuesta de sanción dado que, según Inspección de Trabajo, no inscribieron en el registro de enfermedad profesional (CEPROS) a un trabajador afectado por amianto. La compañía estudia si presentar o no alegaciones ante la propuesta de sanción.