Las denuncias a terrazas en Madrid bajan, pero más del 40% son por infracciones graves

COMPARTIR

FCO. PELAYO

  • La Policía Local impuso 9.071 denuncias a bares y restaurantes en 2017 por incumplir la normativa. 
  • Los distritos que presentan un mayor número de denuncias son Centro (2.069) y Salamanca (1.063).
  • El Ayuntamiento planea reforzar las inspecciones en la nueva ordenanza que prepara.

Terraza en el centro

Las nueve y media de la noche en el céntrico barrio de la Latina. Un grupo de personas pide mesa en una terraza y el camarero añade una del interior del local. Esa simple acción supone una infracción grave de la Ordenanza de Terrazas y Quioscos de Hostelería y Restauración por incluir mobiliario no autorizado. El año pasado, los agentes de la Policía Local impusieron 9.071 denuncias a bares y restaurantes de la capital por el inclumplimiento de la vigente normativa municipal. Esa cifra es ligeramente inferior a la registrada en 2016, cuando se impusieron 9.250 denuncias. 

Según datos proporcionados por la Policía Municipal, más del 40% de las denuncias son actuaciones que en la ordenanza en vigor están consideradas como graves y pueden ser sancionadas con hasta 1.500 euros de multa. Como infracciones graves más destacadas figuran en la ordenanza la no presentación del seguro obligatorio (1.982), la instalación de mobiliario no autorizado (1.338), incumplir el horario establecido (301), ocupar más superficie de la autorizada (230) o apilar mobiliario en la vía pública (98). 

En cuanto al resto de denuncias, el mayor número son por no tener visible la licencia o el plano que recoge la información sobre los elementos autorizados en la terraza (1.346). “No tener colocado el plano dificulta nuestro trabajo y nos impide saber si esa terraza está adecuadamente instalada o no”, indican desde la Policía sobre esta infracción leve que podría suponer al propietario una sanción de hasta 750 euros. Entre las denuncias muy graves, castigadas con hasta 3.000 euros, la más habitual es no contar con autorización para la instalación de terraza (652). 

Fuentes policiales consideran que el número de denuncias se mantiene estable respecto a años anteriores. “No hay grandes variaciones. Al año realizamos una inspección obligatoria a los locales. El resto de las inspecciones que hacemos son a requirimiento de las denuncias realizadas por los ciudadanos”, explican desde la Policía Municipal, que precisan que ellos no son los que deciden si finalmente hay sanción o no. La Policía levanta un acta con las infracciones y es la Junta de Distrito correspondiente la que se encarga de la tramitación o no del expediente”, indican.

Las mismas fuentes aclaran que, por ejemplo, las denuncias por temas relacionados con la omisión de documentos, como la no presentación del seguro o no contar permiso, no son tramitadas en la mayoría de los casos: “Normalmente las Juntas de Distrito dan un plazo para subsanar errores. Los propietarios suelen llevar el documento posteriormente y no se les multa”. 20minutos se ha puesto en contacto con la asociación de hosteleros de Madrid La Viña, la más representativa del sector, para conocer su valoración sobre el número de denuncias pero no ha obtenido respuesta. 

Los distritos que presentan un mayor número de denuncias son Centro (2.069), Salamanca (1.063), San Blas (662), Chamberí (547) y Chamartín (518). Los que menos denuncias acumulan son Villaverde (59), Vicálvaro (73), Ciudad Lineal (100), Moratalaz (104) y Barajas (121). 

Nueva Ordenanza

El actual Gobierno Municipal (Ahora Madrid) tiene previsto redactar una nueva ordenanza de terrazas. De hecho, el Consistorio cerró a finales de marzo una consulta pública a la ciudadanía que le servirá de base para la redacción del nuevo texto, que será aprobado previsiblemente a principios de 2019. 

La actual normativa data de 2013, pero el Ayuntamiento considera que no ha solucionado el problema de “sobreocupación del espacio, contaminación acústica y lumínica” que genera la instalación de terrazas sobre todo en los distritos de la almendra central. 

Entre las novedades que planea introducir el Ayuntamiento destaca la mejora de las inspeccciones mediante “un sistema estructurado en distritos especialmente afectados por la saturación de terrazas”, el establecimiento de nuevos límites de ocupación y nuevas reglas estéticas y de apilamiento.