Los «influencers» cobran demasiado para el 58,6%

COMPARTIR

Son los nuevos referentes del mundo online y cualquier usuario de la red los puede encontrar en Facebook, Twitter, YouTube o Instagram. Los llamados «influencers» son personas que cuentan con cierta credibilidad sobre un tema concreto, ya sea de moda, belleza, deportes, tecnología… Las legiones de seguidores que se encuentran detrás de los influidores hacen que las grandes marcas apuesten por ellos para publicitar todo tipo de productos. Se trata de una nueva forma de hacer publicidad. Son las propias empresas las que regalan sus nuevos artículos a los líderes de las redes sociales para que los anuncien a su audiencia, a modo de promoción «gratuita». Sin embargo, las condiciones suelen variar dependiendo del número de seguidores que posea el usuario. Desde 100 euros por un mensaje en Twitter a 10.000 por tan solo un vídeo en YouTube. Todo en función del número de fans e impresiones. Estos privilegios son desmesurados para un 58,6% de los españoles, quienes creen que las sumas de dinero en proporción al trabajo realizado son excesivas en la mayoría de casos. Hay quienes piensan que los influencers utilizan su poder para conseguir productos al alcance de muy pocos y fuertes contratos de colaboración. Por ello, el 53,4% de los encuestados muestra su descontento con el uso de su poder en las redes para temas banales en lugar de expresar su opinión sobre aspectos relevantes de la vida cotidiana. Los beneficios que reciben los «youtubers» o los «instagrammers», además de los «twitteros», son inmerecidos en relación al trabajo que realizan. Así lo piensa un 56,9%. Una teoría que refuerza el 56,6% de los encuestados, que creen que los influencers muestran una vida totalmente irreal.