La UCO encuentra un millón de euros en el dormitorio de los suegros de Granados en Valdemoro

COMPARTIR

Las primeras consecuencias de la supuesta colaboración de Manuel Marjaliza, el socio del ex vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, ambos implicados en la operación Púnica, parecen estar empezando a dar sus frutos. De momento, la Guardia Civil acudió al domicilio de los suegros de Granados directamente a un altillo donde encontraron un maletín con un millón de euros. El matrimonio no supieron que contestar sobre el origen del dinero y se limitaron a decir que a la casa suelen entrar trabajadores como fontaneros, electricistas o personal de Ikea.

La localización del maletín fue efectuada el pasado 18 de diciembre, por agentes de la Unidad Central Operativa UCO, en el domicilio de los suegros en Valdemoro. Este nuevo paso en la investigación ha evitado que el juez de instrucción pusiera en libertad bajo fianza al antiguo vicepresidente de la Comunidad de Madrid y Consejero de Presidencia e Interior, Francisco Granados, que llegó a ser la mano derecha de la ex presidenta Esperanza Aguirre.

Tanto Granados como su socio en la operación Púnica, que se dedicaba a cobrar comisiones multimillonarias por adjudicaciones públicas a través de un entramado de empresas con sedes en paraísos fiscales, y cuentas bancarias millonarias en los mismos, están en la cárcel desde el pasado mes de octubre. Se especula que Marjaliza ha aceptado un trato con la fiscalía que lleva la investigación, ya que ha aportado evidencias documentales incriminatorias. Incluso se sospecha que producto de su colaboración pueda haber sido el descubrimiento del millón de euros.

Tanto Marjaliza como Granados están imputados por delitos de malversación, prevaricación, fraude fiscal y blanqueo de capitales, cohecho, tráfico de influencias, malversación de caudales púbicos, falsificación documental y organización criminal. Mientras Marjaliza está colaborando, según fuentes judiciales, que aseguran haber autorizado la tasación, por parte del Juzgado de Instrucción Central, 6, de una finca suya en Valdemoro, con la que aportar la fianza necesaria para su excarcelación, Francisco Granados sigue instalado en la negación y en la falta de colaboración.

Dejar una respuesta

20 − 5 =