La CUP regala dos diputados a Junts pel Sí y cambia a Más por el alcalde de Girona

COMPARTIR

Para salvar los muebles, JxS asegura que también la CUP ha hecho concesiones, algunos diputados dimitirán y serán sustituidos por otros. También, dos diputados de la CUP se integrarán a la coalición de JxS para que ente ambos se pueda formar un grupo único para llevar a cabo el denominado proceso de independencia. Al president en funciones no le parece anormal el hecho del trasiego entre diputados, Lo cual no parece muy democrático y ha sido fuertemente criticado por otros diputados de la oposición. Esto favorecerá, en principio, la estabilidad parlamentaria del futuro gobierno, que tiene como primer objetivo aprobar unos nuevos Presupuestos austeros sin margen para nuevos gastos. Y fijar un periodo de 18 meses para preparar a Cataluña para su nueva Independencia.

El acuerdo ha sido in extremis y ha costado todo el sábado de negociaciones ya que la retirada de Artur Más era la baza principal del grupo mayoritario catalan para dar continuidad al procés. Ahora, se procederá a investir como presidente de la Generalitat a Carles Puigdemont, alcalde de Girona. Un hombre de CDC considerado radical independentista de quien se recuerda que llegó a pedir: “expulsar de Cataluña al invasor” [España]. El pacto, alcanzado cuando apenas quedan apenas 24 horas para que expire el plazo, consistiría en que Mas se aparte del cargo y que dos diputados de la CUP pasarían a integrar el grupo de Junts pel Sí. Mas ha mantenido una reunión en la tarde del domingo, en el Palau de la Generalitat ,con miembros de la dirección de su partido, Convergència, y a las 18.30 ha comparecido para dar cuenta del acuerdo.

Representantes de JxS presentan el acuerdo como un gran éxito y aseguran que la renuncia de Más es por el bien del proceso y de Cataluña. “El país, lo primero”, ha dicho el ex presidente Más, que en principio dice no aceptar ningún cargo “De cargos, nada de nada. Tan digno es ser presidente de la Generalitat como expresidente de la Generalitat”, ha afirmado. Eso si, ha afirmado que queda a disposición del Parlament y del futuro presidente y del Gobierno catalán. Aún así, Artur Más se ha tomado más de una hora de discurso para comunicar a los suyos el acuerdo adoptado y venderlo como una victoria de CDC. Si bien, ha reconocido que le resulta doloroso no haber conseguido ser investido president.

Puigdemont será presumiblemente elegido por mayoría absoluta como presidente de la Generalitat en segunda vuelta, con los votos de los 62 escaños de Junts pel Sí y dos de los 10 diputados de la CUP. El acuerdo pasa por lograr una estabilidad parlamentaria -“No se puede subir al Everest con zapatillas”- ha dicho, lo que implicará que a partir de ahora Junts pel Sí tendrá el control de la cámara con el beneplácito de la CUP. La última reunión mantenida por los partidos independentistas, sin éxito, fue el pasado viernes. Incluso las asociaciones civiles independentistas anunciaron que se retiraban de la negociación ante la imposibilidad de alcanzar pactos. En la noche del viernes, Junts pel Sí seguía insistiendo en la necesidad de que Artur Mas ocupara la presidencia de la Generalitat, algo que la CUP seguía rechazando. Finalmente, ha sido la cesión de dos diputados de la CUP el caballo de batalla que ha hecho cedar a los partidarios de Artur Más.

Dejar una respuesta

10 + 20 =