Steve Ditko, la solitaria muerte del huraño padre de Spiderman

COMPARTIR

Steve Ditko, cocreador junto a Stan Lee de personajes icónicos como Spiderman o Doctor Extraño, ha sido encontrado muerto en su vivienda a los 90 años. Ditko era un autor extremadamente celoso de su intimidad. Tanto es así, que no había dado ninguna entrevista o realizado aparición pública alguna en las últimas décadas.

Pese a su carácter huraño, sus contribuciones al cómic y la cultura pop son indiscutibles. Comenzó su carrera en 1953 y dos años más tarde entró a trabajar para Atlas, el embrión de lo que unos años más tarde sería Marvel Comics. En 1962, después de descartar el trabajo inicial de Jack Kirby, Stan Lee le propone trabajar en un nuevo héroe adolescente. Este personaje se llamaría Spiderman y puede decirse que «la vida de Steve Ditko cambió para siempre». Spiderman debutó en el número 15 de «Amazing Fantasy» (agosto de 1962), con guión de Stan Lee y lápices de Steve Ditko. El éxito de ventas permitió dedicarle una serie propia unos meses más tarde. Ditko tomó los lápices de «The Amazing Spider-Man» durante los primeros 38 números. En los primeros años de la colección debutaron los villanos que siguen siendo actuales casi seis décadas después: Doctor Octopus, el Buitre, el Escorpión, Misterio o el Duende Verde son solo algunos de esos nombres. Pero las continuas discusiones con Stan Lee hicieron que el dibujante abandonara al alter ego de Peter Parker en pleno éxito del personaje. No sin antes convertir al cabeza de red en uno de los superhéroes más famosos del mundo junto a Superman y Batman. Otros de sus grandes éxitos fue Doctor Extraño. El maestro de las artes místicas debutó en el cómic «Strange Tales» número 110 (julio de 1963). Durante el rodaje de la película «Doctor Strange», la productora intentó ponerse en contacto con el autor sin éxito. Incluso se desconoce si Ditko recibió algún porcentaje de los beneficios del filme. Hasta cuando la BBC rodó un documental basado en su figura rehusó hablar con ellos. Para Ditko, su trabajo era más importante que el propio autor. «Nunca hablo de mí. Mi trabajo soy yo. Lo hago lo mejor que puedo y, si me gusta, espero que le guste a alguien más». Estas declaraciones las hizo en su última entrevista conocida. Y es de 1968. Steve Ditko continuó dibujando para Marvel, DC, Charlton y otras editoriales antes, pero nunca repitió el éxito de Spiderman. En los últimos veinte años ha vivido al margen de la industria aunque ha dejado atrás un legado irrepetible con personajes como The Question, Halcón y Paloma, The Creeper, Speedball y Capitán Átomo, entre muchos otros.