El maquinista de Angrois: «Preferiría haber muerto yo»

COMPARTIR

Fue una de las mayores tragedias de la historia ferroviaria en España. Han pasado ya cinco años de la tragedia y ayer, en la comisión que investiga el siniestro, del Congreso de los Diputados, compareció el maquinista del tren Alvia siniestrado, Francisco José Garzón, el único imputado hasta ahora por el accidente. Garzón llevaba escrito un documento que no pudo leer y dio lectura del mismo el diputado de En Marea Antonio Goméz-Reino, miembro de la Mesa. En el texto aseguró que lo ocurrido fue un «accidente anunciado» en una línea «carente de medidas de seguridad». Además, tuvo un recuerdo para las víctimas y aseguró que «preferiría haber muerto yo a uno de ellos si con eso se hubiera evitado una mínima muerte».

Apuntó a filtraciones interesadas a la prensa para responsabilizarle del accidente y reconoce que estaba hablando por teléfono corporativo en ese instante en el que el tren se fue de la curva, porque «toda llamada debe ser atendida».

El conductor del Alvia pidió que la comisión consiga esclarecer las causas del accidente inmediatas y subyacentes por las víctimas. «No puede estar basado exclusivamente en actuación humana, la tecnología permite controlar los riesgos, unas simples medidas tomadas tras el accidente lo habrían evitado», señaló, informa Ep.

El maquinista lamentó que la grabación de su llamada a la central de Atocha tras el siniestro fuera filtrada parcialmente a los medios. «Solo pudo tenerla Adif y el Ministerio de Fomento, se destacaron unas palabras mías que iba a 190 kilómetros cuando tenía que ir a 80», e indicó que la grabación es más larga y en ella avisaba de la peligrosidad de la curva. «Los trenes no circulan a la velocidad que quiere el maquinista sino los que marca la empresa», alega. «Si circulaba a 190 es porque es la establecida para ese tramo».

Fue una comparecencia tensa también por el incidente que ha llevado al presidente de la comisión a suspender la sesión cuando el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, activó la grabación del diálogo que Garzón mantuvo con el puesto de mando tras el siniestro un audio que había rechazado la Mesa previamente pese a haberlo pedido el conductor.