Los periodistas de TVE se rebelan contra el abuso y nombramientos a dedo

COMPARTIR

El Consejo de Informativos se rebela contra los abusos de los nombramientos y redacciones paralelas en TVE. Según publica el digital PRnoticias, el Consejo de Informativos de TVE ha rechazado los nombramientos en los principales Telediarios realizados esta semana Para dicho Consejo se trata de la utilización de lo público para intereses privados”

“En la plantilla de TVE existen profesionales de sobrada y acreditada capacidad que están infrautilizados, y se recurre a contratos externos y discrecionales”, indican. Especialmente dirijen su rechazo a Pepa Sastre, de quien dicen que no está capacitada para dirigir el Telediario 2. “Durante su corta experiencia en TVE, ha sido reprobada en diversas ocasiones por parte de este Consejo de Informativos como responsable de mala gestión y malas prácticas profesionales en su función de coordinadora del Canal 24 Horas”.

Para los miembros del Consejo en RTVE hay demasiados casos de nepotismo por lo que solicitan que sea investigado por el Consejo de Administración y por la Comisión de Control de RTVE. “Creemos firmemente que su relación familiar con Carmen Sastre, Directora de Contenidos, no es ajena a su contratación y a su rápida e injustificada progresión en la empresa”.

Respecto de Elena Sánchez indican que su experiencia en el Partido Popular la inhabilita. Y es que además de haber sido responsable de Comunicación de Ana Botella “cuenta en su trayectoria otras responsabilidades directamente relacionadas con el Partido Popular: fue directora de comunicación del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales con Eduardo Zaplana, y responsable de comunicación del Grupo Parlamentario del PP en el Congreso de los Diputados”.

También el Consejo pide el fin de las redacciones paralelas, siempre según publica el digital especializado en Comunicación PRnoticias. Son demasiadas las arbitrariedades que se están cometiendo en los últimos cuatro años en TVE, denuncian. Entre otras cosas, “se sustituye a un editor, Álvaro Fernández, que fue contratado para ejercer tareas de responsabilidad sin ninguna trayectoria previa en televisión, por una persona que cumple las mismas condiciones. De esta época pasarán a la historia graves episodios de censura y manipulación, así como la mayor pérdida de credibilidad documentada por los estudios del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS)”.

También denuncian que no hay control de la calidad interna de la casa y que se dan redacciones paralelas guiadas por el interés, por lo que solicitan la implantación de una carrera profesional que evite que las direcciones puedan conformar dichas redacciones contratando a personas “cuyo valor fundamental es la obediencia hacia sus superiores, y no la vocación de servicio público a la sociedad que es lo que anima, al fin y al cabo, a todo buen periodista”. Estas prácticas tienen en pie de guerra a los consejos de redacción que cada vez que hay un acontecimiento de alcance, como los juegos Olímpicos denuncian arbitrariedades y dádivas como regalos a personas que no tienen probada experiencia profesional

Dejar una respuesta

dos × dos =