La APM insta a periodistas a extremar la comprobación de los hechos

“La persecución de la audiencia a toda costa ha puesto el ejercicio del periodismo en sus horas más bajas”. La Asociación de la Prensa de Madrid (APM) pidió hoy a los periodistas y a los responsables de los medios que “extremen la verificación y el contraste de los hechos en un momento en el que la persecución de la audiencia a toda costa está colocando el ejercicio del periodismo en sus horas más bajas”.

Tras las noticias erróneas que se han publicado relacionadas con el caso de la niña enferma Nadia, la APM difundió hoy un comunicado en el que afirma que “en la búsqueda de la verdad, los periodistas y los medios están obligados a cumplir con el compromiso asumido ante los receptores de la información de haber dado todos los pasos necesarios para acreditar que los hechos que difunden son veraces y están fehacientemente comprobados”.

“Ese deber y ese compromiso de honestidad profesional irrenunciables son lo único que puede asegurar su credibilidad y su prestigio y garantizar que cumple su papel de servicio a la sociedad. La APM considera que incumplir ese deber supone un intolerable engaño a los ciudadanos y ataca gravemente su derecho a recibir una información veraz y contrastada”, señala la organización que preside Victoria Prego.

La APM añade que aunque la verificación de las noticias ha sido siempre un requisito inquebrantable para todo aquel que pretenda ejercer el periodismo, su importancia se ha hecho mayor ahora con la creciente conversión de la información en espectáculo, “una deriva peligrosa que está haciendo que se coloque a la audiencia por encima de los valores éticos y deontológicos tradicionales de nuestro oficio”.

La organización de periodistas dice que los profesionales pueden equivocarse, pero, cuando esto ocurre, tienen en sus manos la posibilidad de limitar el daño “mediante una rectificación rápida y clara, en la que se exponga sin eufemismos ni medias tintas las causas del error y las medidas que se han tomado para impedir que se repita”.
La defensora del Pueblo, Soledad Becerril, ha hecho un llamamiento a los medios para que “preserven la intimidad de la menor y eviten dar su nombre y circunstancias personales, incluidas las de carácter médico, que le afectan”.

Dejar una respuesta

4 × 2 =