La Navidad nos vuelve emotivos

COMPARTIR

Hoy se ha presentado el vídeo publicitario de Campofrio que ya es tradicional cada Navidad. Este año, la apuesta de McCann, la empresa que ha llevado a cabo el trabajo, ha sido un guiño a la unión que caracteriza a estas fiestas.

Durante el cortometraje vemos a parejas conformadas por personas de ideologías o sentires completamente opuestos. Los cuatro minutos de grabación comienzan con una rememoración de un pasado no tan remoto. Un hombre republicano y una mujer nacional, tras mirarse tiernamente acaban por recriminarse su condición política ante la presión de la multitud que les rodea. El vídeo tiene una estructura cerrada, terminando con la presentación de Melquiades, hijo de un republicano y una nacional.

El anuncio continúa con la presentación de siete parejas compuestas por un militante del PP y una de Podemos, una  taurina y un antitaurino, un independentista catalán y una españolista, un bético y una sevillista, un carnívoro y una vegetariana, una creyente y un ateo y un policía antidisturbios y una activa manifestante.

Todos ellos aparecen por individual defendiendo su postura ante la vida, explicando de dónde les viene, qué estarían dispuestos a hacer por ella y cómo conviven con ella en su día a día. Sin embargo, cuando aparecen los componentes de cada pareja juntos, dejan a un lado el debate y sólo hablan de lo que les empuja a estar juntos.

Sus hijos son los “hijos del entendimiento” y son una generación capaz de sentarse a compartir mesa con personas opuestas sin prejuicios. En un momento de crispación política, estas parejas tienen hijos abiertos a entender la postura de cada uno de sus padres, abiertos al diálogo que tanto se reclama en los círculos políticos.

La gran comida en la que participan todos los intervinientes en el anuncio mueve la sensibilidad y el sentimiento de familiaridad y unión inherente a la Navidad. Campofrio apuesta por mostrar el espíritu típico de las fiestas y empatizar con el sentimiento general que reina en las calles. A pesar de un año político complicado y lleno de divergencias, somos capaces de sentarnos juntos a celebrar.

Otros vídeos

Se ha hecho viral en redes sociales el experimento audiovisual de Generación2015. En noviembre preguntaron a 27 jóvenes quiénes eran las personas más importantes en sus vidas y qué les regalarían por Navidad si les tocara la lotería. Las respuestas cambian cuando lo hace la pregunta: ¿Y si fueran sus últimas Navidades? Una de las participantes define la esencia del vídeo al afirmar “ponemos el corazón en lo que nos dicen que debemos hacerlo”.  Tras pensar en perder a las personas que quieren, sus regalos se vuelven inmateriales y en lugar de casas a pie de playa, estos jóvenes prefieren regalar tiempo y compañía.

La Lotería es otro clásico de los emotivos. Este año nos han contado la historia de una confusión que mueve el espíritu solidario de un pueblo entero. Carmina ve por televisión un sorteo atrasado y piensa que le acaba de tocar el premio. Sale a celebrarlo con todos sus vecinos, que se vuelven cómplices de su ilusión. La clave del anuncio es la frase final: “anda que como mañana nos toque…”. La ilusión permanece intacta aún después de haber montado una ficción involucrando a todo un pueblo a sabiendas que es prácticamente imposible que toque.

Dejar una respuesta

cuatro × cinco =