Vodafone cobrará 2,5 euros por su servicio de atención al cliente

COMPARTIR

Vodafone comienza a cobrar por los servicios en los que intervenga alguno de sus teleoperadores. A partir de ahora preguntar por el pin, puk o pedir un duplicado de factura llevará un coste de 2,5 euros.

La compañía telefónica comenzó a cobrar por su servicio de atención al cliente 123. Cada consulta tiene un coste de 2,5 euros por llamada y por trámite que hasta ahora eran gratis para los clientes de Vodafone. El resto de los trámites seguirán siendo gratuitos, siempre que se realicen a través de la página web o mediante la app Mi Vodafone.

La empresa considera esta medida necesaria para poder automatizar los procesos más rutinarios con los clientes y con ello, evitar la congestión del servicio de atención al cliente. La empresa justifica que el porcentaje de llamadas que precisan un teleoperador para atender las cinco incidencias que se han empezado a cobrar es del 1,6% del total en el segmento de clientes residenciales y del 2,6% en el de pequeñas empresas, de este modo el servicio se verá descongestionado.

Desde el Sindicato de UGT, se critica duramente la medida y afirman que con este tipo de acciones se pretende eliminar puestos de trabajo del gremio de teleoperadores que se ve especialmente afectado en los últimos años, debido a cierres y traslados de plataformas. La Federación de Servicios, Movilidad y Consumo de UGT ha señalado que las operadoras de telefonía tienen la obligación, por ley, de ofrecer a sus clientes este servicio de manera gratuita y que Vodafone ha utilizado una “treta” para saltarse esta norma al argumentar que se cobra por atención a la incidencia y no por la llamada en sí.

“Estamos ante un atropello evidente al cliente y, además, se añade mayor presión sobre los teleoperadores que atienden las llamadas y que tendrán que asumir las quejas y desahogos verbales de los usuarios”, afirman desde UGT.

Hasta el momento la medida no ha sido publicitada ni sus clientes han sido informados. Como viene siendo habitual, cuando las operadoras cambian sus condiciones unilateralmente -como ha ocurrido en las últimas subidas de precios- los clientes son informados a través por un aviso en las facturas.

Dejar una respuesta

siete + diecinueve =