Investigada la concesión de un aparcamiento en Villalba por el Tribunal de Cuentas

El organismo ha abierto diligencias preliminares de 15 concesiones de servicios

COMPARTIR

Unas irregularidades detectadas en la gestión y control de 15 concesiones de servicios públicos, entre ellas la del túnel y aparcamiento construido en el centro de Collado Villalba, han obligado al Tribunal de Cuentas a abrir diligencias preliminares para investigar dichas irregularidades. La infraestructura del garaje le costó al municipio 40 millones de euros (el doble de lo presupuestado), a los que hay que añadir 1,3 millones de euros anuales hasta que finalice la concesión en 2046. El importe final del servicio alcanzará los 111 millones, según un informe del secretario municipal. El tribunal ha pedido dividir la causa en varias independientes.

La Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid publicó en 2016 un informe con el resultado de la fiscalización sobre cómo gestionan y controlan 19 Ayuntamientos (de entre 20.000 y 75.000 habitantes) las concesiones de servicios públicos a empresas privadas. La investigación se centró en aparcamientos, cementerios y servicios funerarios e instalaciones deportivas durante 2013.

Se analizaron 63 operaciones, entre ellas la construcción y explotación del aparcamiento subterráneo que se encuentra entre las calles Bailén y Honorio Lozano, en el centro de Collado-Villalba. Los técnicos comprobaron que el Ayuntamiento debía en ese momento 2,8 millones de euros a la empresa concesionaria, motivo por el cual ambas partes mantenían un litigio abierto.

En la actualidad, el municipio, gobernado por el PP, ha hecho frente a las deudas pasadas, pero ha devuelto la factura correspondiente a 2016, porque no están de acuerdo con que la empresa les facture el IVA. Para el Ayuntamiento, la obra se ha convertido en un lastre económico de difícil solución, porque año tras año y hasta 2046 deben abonar un canon que empezó en 1,3 millones, pero que se incrementa en un 2,5% los años posteriores. Además, la obra se disparó al doble de lo presupuestado, de los 20 millones iniciales a 40.

El Ministerio Fiscal se hizo eco de las “diversas irregularidades” detectadas en dicho documento y, como consecuencia, la sala de Enjuiciamiento del Tribunal de Cuentas abrió las diligencias preliminares que ahora están en marcha.

 

Dejar una respuesta

uno + Diez =