Vodafone cobrará la atención telefónica a sus clientes

COMPARTIR

La compañía telefónica va a empezar a cobrar a sus clientes las llamadas al centro de atención al usuario. El precio total por consulta rondará los tres euros.

Sin embargo no lo hará en todas las ocasiones. Los usuarios pagarán por la modificación del contrato, un cambio de cuenta bancaria, una petición de bloqueo del teléfono tras un robo o una pérdida, la solicitud del número PUK o un duplicado de factura.

Este servicio solo será cargado a la cuenta del cliente cuando realice todas estas gestiones por teléfono. No será el caso de los clientes que decidan tramitar estas peticiones por la vía de internet a través de Mi Vodafone.

Además, desde Vodafone afirman que, a la hora de seleccionar la opción de atención que desea cada cliente, el sistema de reconocimiento por voz le avisa inmediatamente de que su petición tiene aparejados costes adicionales.

El total de incidencias de este tipo que atienden en Vodafone, según la propia compañía, ronda tan solo el 3% de todas las que se tramitan. De esta forma, los directivos quieren que los agentes estén disponibles para otros trámites donde su presencia sea necesaria. También se pretende potenciar el uso de los canales alternativos al telefónico que la compañía pone a disposición de los clientes.

La medida podría chocar contra la legalidad vigente. Tal y como recuerdan algunos sindicatos, entre los que se encuentra UGT, las compañías telefónicas tienen la obligación de dar a sus clientes la opción de contactar con ellos a través de un número gratuito. Además desde los sindicatos creen que el incremento en el precio del servicio no repercutirá en un aumento de las nóminas de los trabajadores.

Dejar una respuesta

17 − dos =