Inventos del futuro: el papel reutilizable y la impresora que no necesita tinta

Reducir los costes de impresión y el impacto medioambiental vinculado a la producción y al uso del papel ya no es un sueño muy lejano. Una investigación conjunta llevada cabo por equipos de investigadores de la universidad Shandong en China, de la Universidad de California y del laboratorio nacional de Berkeley, en EE. UU han desarrollado un tipo de papel fotosensible y reversible en el cual se puede imprimir directamente con luz, borrar y volver a imprimir.

El resultado es una página impresa similar a la que produce una impresora láser o una impresora de inyección  pero que, a diferencia de estas, no utiliza tóner ni tinta. Solo luz. Y además en el mismo papel se puede imprimir repetidas veces sin tener que cambiarl.

La impresión con luz permanece en el papel durante cinco días. Pasado ese tiempo se desvanece y el papel puede volver a utilizarse casi un centenar de veces más antes de que pierda sus propiedades fotorreversibles. El proceso de “borrado” de la impresión se acelera calentando el papel durante unos minutos, en un microondas por ejemplo.

Por otra parte, en la Universidad Tecnológica de Delft en los Países Bajos, han conseguido desarrollar una impresora láser inkless, es decir, sin tóner ni tinta. Este tipo de impresoras usa un haz de luz láser para imprimir quemando directamente la superficie del papel.

La idea parece sencilla, pero no lo es tanto cuando se trata de obtener buenos resultados: “Si intentas hacer algo parecido normalmente tendrás problemas con el color que será más bien marrón. También con la calidad de la impresión, que no será permanente”, dice Venkatesh Chandrasekar, uno de los investigadores. “Lo que hemos conseguido es asegurar la calidad de la impresión, que el color de la tinta sea igual de negra que la que se obtiene con una impresora convencional”.

Dejar una respuesta

dieciseis − seis =