Fallece el cineasta de culto japonés Seijun Suzuki a los 93 años

COMPARTIR

El estudio de cine Nikkatsu anunció este miércoles el fallecimiento a los 93 años de edad del célebre director de cine japonés Seijun Suzuki. Murió a causa de una enfermedad pulmonar.

Se recuerda que Suzuki  resultó de gran influencia en cineastas como Quentin Tarantino y Damien Chazelle.

“Su obra tuvo una gran influencia en los cinéfilos y los realizadores en todo el mundo”, destacó Nikkatsu.

Seijun Suzuki dirigió, quien comenzó en este oficio en el 1956, se mantuvo dirigiendo durante 12 años películas de serie B con Nikkatsu, con un sentido del color único que sus admiradores llamaron Seijun bigaku (estética de Seijun).

Allí permaneció hasta el 1968 tras  ciertos inconvenientes con su jefe, quien según  la editorial Kinema-Junposha, que publica libros y revistas de cine,  la ruptura entre ambos se debió a que su superior calificó sus obras de “incomprensibles” tras el estreno de “Marcado para matar”.

Este incidente terminó en los tribunales  situación  que apartó por diez años  al reconocido director  del mundo del cine.

No fue hasta el 1977 cuando decidió regresar al mundo del séptimo arte, pero su verdadera vuelta se produjo en 1980 con Ziegeunerweisen, distinguida en el festival internacional de cine de Berlín (mención de honor).

Su último filme, “Princess Racoon” fue presentado fuera de concurso en Cannes en 2005, una fantasía sorprendente, una opereta fresca y rica en inventiva protagonizada por la conocida actriz china Zhang Ziyi.

Dejar una respuesta

diecinueve − trece =