Ayuntamiento y Comunidad trabajan para que el Club de Rugby de Las Rozas construya un centro de referencia

Cuenta con equipos en todas las categorías y gestiona la Escuela Municipal, con instalaciones del Ayuntamiento en El Cantizal

COMPARTIR

El Ayuntamiento de Las Rozas trabaja con la Comunidad de Madrid para que el Club de Rugby Ingenieros Industriales, implantado en Las Rozas desde hace 33 años, pueda adquirir los terrenos más adecuados para la construcción de un centro de referencia para la práctica de este deporte a nivel regional. En la mañana de hoy se ha celebrado una reunión en la sede de la Consejería de Medio Ambiente, Administración local y Ordenación del Territorio entre el alcalde de la ciudad, el popular José de la Uz, el director general de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Diego Sanjuanbenito, y representantes del club, para seguir avanzando en el proyecto. Es la tercera que se produce entre ambas administraciones y el club.

El Club de Rugby Ingenieros Industriales gestiona la Escuela Municipal de Rugby desde hace 11 años en las instalaciones deportivas municipales de El Cantizal. Sin embargo, el progresivo crecimiento de esta agrupación deportiva, que cuenta con equipos en todas las categorías más allá de la propia Escuela, ha llevado a sus responsables a buscar nuevos espacios en la ciudad. Así se lo trasladaron representantes del Club, y de su Fundación privada, Funderama, al equipo de Gobierno de Las Rozas hace unos meses: su voluntad de adquirir los terrenos necesarios para levantar un gran centro de rugby que sirva como instalación referente de este deporte en toda la Comunidad de Madrid. Se trataría de dos campos de rugby y un edificio de una planta de 1.860 metros cuadrados, destinado a vestuarios, gimnasio, club social, etc.

El Club, que asegura contar con la financiación necesaria para acometer las distintas fases del proyecto (la adquisición del suelo y la construcción del complejo), se había fijado en unos terrenos de más de 55.000 metros cuadrados de titularidad privada situados en el margen derecho de la A6, en la Cuenca Alta del Manzanares, por lo que necesitaba el visto bueno de la Comunidad de Madrid dada la protección natural de esta zona. La Comunidad de Madrid ha informado al Club sobre los trámites pertinentes y las distintas posibilidades que ofrece la regulación actual. Por su parte, desde el Ayuntamiento de Las Rozas se ve con buenos ojos el proyecto, si bien se deben solventar las cuestiones referidas a los terrenos.

Al término de la reunión, De la Uz agradeció la buena disposición de la Comunidad a analizar pormenorizadamente las posibilidades para que este proyecto llegue a buen término, y reiteró a los representantes del Club su apoyo por la “gran labor que hacen de promoción del rugby, que queda patente en las cifras de federados, usuarios, aficionados, simpatizantes y familiares que disfrutan de este deporte en Las Rozas”.

Dejar una respuesta

8 + 1 =