Más de 200.000 madrileños participan en la primera votación ciudadana de Madrid

Los vecinos y vecinas de la capital han aprobado las propuestas “Madrid 100% sostenible” y “Billete intermodal”; el proyecto “Welcome Mother Nature” para reformar la Plaza de España y la semipeatonalización de la Gran Vía.

COMPARTIR

Los madrileños y las madrileñas han decidido que Madrid sea 100 % sostenible, que se cree un billete intermodal; que la Plaza de España se reforme con el Proyecto X (“Welcome Mother Nature”) y que la Gran Vía tenga aceras más anchas, que se mejoren sus plazas circundantes, que se pongan más pasos de peatones y que el transporte público tenga preferencia en la circulación.

Así se desprende de los resultados de la primera votación ciudadana que se ha llevado a cabo entre el 13 y el 19 de febrero. Más de la mitad de los participantes, un 54 %, ha votado por correo postal, mientras que un 35 % lo ha hecho en la web de Decide Madrid y el 11 % en las urnas presenciales que estuvieron repartidas por todos los distritos durante esa semana. En total, más de 212.000 participantes han emitido más de 950.000 votos en una votación que no requería quorum, es decir, un número mínimo de votantes.

RESULTADOS DETALLADOS DE LAS PREGUNTAS

Un 94,01 % de los votantes ha aprobado la propuesta ciudadana “Billete único para el transporte público”, frente al 3,14 % que la han rechazado y el 2,85 % que ha votado en blanco. La propuesta presentada en Decide Madrid por la plataforma Alianza por el Clima, “Madrid 100 % Sostenible”, ha obtenido el 89,16 % de votos a favor frente a un 6,97 % en contra.

Esta votación también ha desvelado cuál será el proyecto final con el que se remodelará la plaza de España. Tras un proceso de participación ciudadana que comenzó en diciembre de 2015 y que a lo largo de diferentes fases culminó con los dos finalistas, el proyecto “Welcome Mother Nature” ha obtenido el 52,19 % de los votos en esta pregunta, frente al 30,06 % que se ha decantado por el Proyecto Y, titulado “Un paseo por la cornisa”; el 17,75 % restante lo conforma el voto en blanco.

En cuanto a las preguntas sobre la Gran Vía, más de 83.100 personas han respondido a las cuatro cuestiones planteadas por el Ayuntamiento. Un 85,49 % de votantes ha afirmado estar de acuerdo con la ampliación de las aceras de esta calle, frente al 13,79 % que rechaza la medida; la mejora de las plazas traseras vinculadas a Gran Vía ha obtenido el apoyo del 88,25 % frente a un 9,8 % que se ha manifestado en contra.

Un 66,74 % aboga por incrementar el número de pasos de peatones, frente al 31,44 % que rechaza la medida y un 92,23 % de los participantes cree que el transporte público colectivo debe mantener su prioridad en la circulación rodada en la Gran Vía frente al 6,71 % que está en contra. Las respuestas de la ciudadanía, que se sumarán al estudio de los datos recogidos durante las medidas de Navidad, servirán para definir las actuaciones que se lleven a cabo tanto en este viario como en los alrededores.

RESULTADOS DE LA VOTACIÓN EN SEIS DISTRITOS

Un total de seis distritos: Barajas, Hortaleza, Retiro, Salamanca, San Blas-Canillejas y Vicálvaro también sometieron varias decisiones a votación ciudadana.

En Barajas, las personas empadronadas decidieron priorizar diferentes políticas de su Plan Participativo de Actuación Territorial. Entre otros, han decidido que la Junta Municipal tenga como prioridad implantar un autobús directo al Hospital Ramón y Cajal, reabrir el auditorio del Parque Juan Carlos I y dotarlo de uso cultural o crear un centro de Madrid Salud.

En San Blas-Canillejas, donde también se sometió a decisión ciudadana su Plan Participativo de Actuación Territorial, entre las políticas más votadas están mejorar la protección a las víctimas de violencia de género y a sus familias, que se cree un paquete de medidas para combatir la pobreza o incrementar los servicios de ayuda a domicilio, entre otros.

En el distrito de Retiro se ha decidido el nombre que tendrán tres centros municipales. El centro cultural de la calle de Ibiza, 8, pasará a llamarse Mercado de Ibiza; el ubicado en la calle de Luis Peidró, 2, se llamará Las Californias, y el centro sociocultural situado en la Junta Municipal de Retiro pasará a llamarse Clara Campoamor Rodríguez.

Por su parte, el distrito de Hortaleza continuará llamándose Hortaleza y no Hortaleza-Canillas -una de las opciones que se ofrecía- por decisión de los vecinos que han participado. Mientras que el Parque de Felipe VI volverá a su denominación original, Parque Forestal de Valdebebas.

En Vicálvaro han decidido que su Espacio de Igualdad se llame Gloria Fuertes y en el distrito de Salamanca, la Junta Municipal tendrá que incrementar la protección de edificios históricos e instar para que se protejan los que actualmente no figuran en el catálogo de bienes protegidos.

ESCRUTINIO DE LOS VOTOS

El recuento público y abierto de los votos enviados por correo y de las papeletas que la ciudadanía ha depositado en las urnas se ha realizado a lo largo de la última semana en el recinto de Matadero Madrid. La tarea, que ha consistido en comprobar que los votantes estaban empadronados y que no hubieran emitido su voto por internet o en las urnas, ha sido posible gracias a la contribución desinteresada de miembros del programa Voluntarios por Madrid y de colaboradores que han acudido a contar votos. Durante la semana del escrutinio, cada día ha habido más de un centenar de personas llevándolo a cabo en distintos turnos de mañana y de tarde.

COSTE DE LA VOTACIÓN CIUDADANA

El Ayuntamiento ha invertido un total de 1,1 millones de euros del presupuesto de la Dirección General de Participación Ciudadana en la preparación, divulgación y puesta en marcha de la votación. En este presupuesto se incluyen los costes de informar a través de correo postal a toda la ciudadanía con derecho a voto, es decir, 2,7 millones de personas empadronadas en Madrid mayores de 16 años. En esa misma carta, cuyo objetivo ha sido eliminar la brecha digital en la participación, se daba la posibilidad de enviar la papeleta de votación a través de una carta franqueada, un derecho que han ejercido más de 130.000 personas.

La votación ha estado acompañada de una campaña de publicidad en redes sociales, medios de comunicación y en puntos exteriores con los que cuenta el Ayuntamiento (autobuses, marquesinas, banderolas y las pantallas de Callao y de la Gran Vía), con el fin de divulgar al máximo la posibilidad de participar y de dar a conocer las cuestiones sometidas a votación. En este sentido, se han cedido espacios a las propuestas hechas por la ciudadanía, “Madrid 100 % sostenible” y “Billete único para el transporte público”, para difundir sus respectivas preguntas.

Por último, una parte del presupuesto ha ido destinada a cuestiones logísticas para llevar a cabo la votación presencial, como el montaje y desmontaje de mesas o la compra de urnas y la señalización de puntos de votación. Estos últimos elementos, junto a las banderolas, se podrán reutilizar para futuras votaciones.

Dejar una respuesta

14 + veinte =