Aranjuez se convierte en lugar de encuentro de los emblemáticos Seat 600

El Club de Amigos de los Seat 600 de la Comunidad de Madrid nombró al Rey Felipe VI socio de honor del Club.

COMPARTIR

El pasado fin de semana del 1 y 2 de abril, la localidad madrileña de Aranjuez se “trasladó” a los años 50 y 60 y vio como sus calles se llenaban de entrañables e inolvidables Seat 600.

Procedentes de todos los rincones de España, los míticos automóviles fueron expuestos en la Calle de la Reina de Aranjuez durante todo el domingo. Y entre las decenas de modelos uno llamaba especialmente la atención. Se trata del vehículo de esta marca y modelo perteneciente a Patrimonio Nacional, matriculado en 1977 y conservado en el museo de la Guardia Real que participó este fin de semana en el encuentro nacional de aficionados, organizado por la asociación madrileña Club Amigos del 600.

En la convocatoria, que tuvo como escenarios las localidades de Aranjuez y Chinchón, participaron 70 unidades. Y el acto se incluye en el programa de estímulo del mantenimiento responsable de CONEPA.

Además, el Club Amigos de los Seat 600 Comunidad de Madrid aprovechó la ocasión para convertir al rey Felipe VI Socio de Honor. Esta entidad, con sede en Leganés y creada hace 23 años, nació con el principal objetivo de cuidar y conservar el vehículo más popular y querido de la historia de nuestro país.

“Agradecemos haber contado con el automóvil de Patrimonio Nacional, que ha llamado la atención entre todos los visitantes de las exposiciones. Ha sido un extraordinario reclamo para seguir incidiendo en la importancia del mantenimiento responsable de los vehículos como garantía para la seguridad vial, otro de los objetivos de nuestra asociación”, señaló Alberto Ruiz, vicepresidente del Club y organizador del evento, que cuenta con el apoyo de CONEPA, federación española de asociaciones de talleres de reparación y mantenimiento de vehículos.

La meteorología acompañó favorablemente para el lucimiento de estas “joyas con ruedas”. Los 70 participantes llegaron de casi todas las comunidades autónomas españolas, destacando por el número de unidades la presencia de vehículos procedentes de Euskadi, Andalucía, Comunidad Valenciana, Cataluña, Asturias, y Cantabria. Todos ellos disfrutaron de unas jornadas de hermandad muy agradable.

El vehículo más antiguo de los reunidos fue un modelo N de 1963. En el trofeo al club más numeroso hubo un triple empate técnico: el Club Seat 600 de Asturias, el Club Seat 600 de Cantabria y el Club Seat 600 Puerta de Alcalá. Para finalizar se celebró una agradable comida de despedida en el Restaurante el Rana Verde.

Dejar una respuesta

13 + 13 =