Blanca Portillo llega al Teatro Salón Cervantes con la obra “El Cartógrafo”

COMPARTIR

El Teatro Salón Cervantes recibe y abre sus puertas este fin de semana a la obra “El Cartógrafo”, una obra del dramaturgo madrileño Juan Mayorga. Interpretada por Blanca Portillo y José Luis García-Pérez, los actores dan vida a unos personajes de una historia que transcurre en la Varsovia (Polonia) de 1940. La obra se centra en la búsqueda por parte de Blanca de los datos necesarios para trazar el mapa de un mundo en peligro, que un cartógrafo del gueto de Varsovia se empeñó en trazar.

Podrá verse el sábado 8 de abril, a las 20 horas, y el domingo 9 de abril, a las 18 horas.

Las entradas están a la venta a través de www.ticketea.com o en las taquillas del Teatro (Calle Cervantes) de martes a domingo de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 horas, y los domingos y festivos dos horas antes del inicio de las representaciones. Los precios son butaca de patio 16 euros, butaca de anfiteatro 14 euros, silla de palco delantera 12 euros, silla de palco trasera (visión reducida) 8 euros.

BLANCA PORTILLO

Nacida en Madrid en el año 1963 (53 años) es actriz, productora y directora española. Fue en Madrid, dónde Blanca empezó a hacer sus primeros pinitos en el teatro amateur. Para hacer realidad su sueño de ser  actriz, se matriculó en la RESAD (Real Escuela Superior de Arte Dramático), donde se graduó en Arte Dramático.

A finales de los 90, Luis San Narciso la fichó para la serie de televisión 7 vidas, donde interpretó a Carlota, una peluquera insegura pero a su vez afectiva y racional que se casaba con un tabernero (Gonzalo, interpretado por Gonzalo de Castro) al que pretendía educar y cuya relación se enturbió en principio ante la negativa de él a tener hijos -y que terminó aceptando debido a un embarazo inesperado-, y por las ansias de explorar una nueva relación con otro hombre. En televisión también ha participado en series de éxito como Hospital Central o Cuéntame cómo pasó

En 2012, recibe el Premio Nacional de Teatro por “su valentía al asumir nuevos retos escénicos y su defensa del teatro como compromiso con la sociedad”. Ese año también ganó el  Premio Max a la mejor dirección de escena por “La avería”.

Dejar una respuesta

17 + ocho =