ETA entrega una lista con la localización de sus zulos de armas

El Comité Internacional de Verificación, avalado por el Gobierno Vasco, confirma la validez del desarme de la banda terrorista.

COMPARTIR

La banda terrorista ETA ha dado un paso más en su desarme total y ha entregado al Comité Internacional de Verificación que coordina Ram Manikkalingam, y está avalado por el Gobierno Vasco, la geolocalización de 12 zulos ubicados en el sureste de Francia donde se encuentran el arsenal de armas que contrataba hasta ahora.

Esos depósitos de armar están ubicados en el departamento 64 del país vecino y allí guardaban los terroristas centenares de subfusiles, fusiles de asalto, armas cortas y kilos de explosivos según publicó en la tarde de ayer el diario Le Monde.

Es por tanto una entrega de armas importante. En un comunicado de ETA, emitido en la cadena británica BBC el pasado jueves, la banda terrorista ya se definía como una “organización desarmada. Esta misma mañana miembros del Comité Internacional de Verificación hará público en Bayona el inventario de todo el armamento que ha sido localizado.

Este “desarme” unilateral que la banda ya anuncio meses atrás, es más un gesto simbólico que real. Ya en diciembre de 2016 fueron detenidas en Bayona cinco personas que ejercían de intermediarios de la banda cuando trataban de filmar la inutilización de un arsenal en el país vecino para después entregarlo a las autoridades. Por ello, ahora el acto de “desarme” consiste en la entrega de un papel con la lista de zulos.

Estos depósitos de armas guardan las pocas armas que la banda conserva ya que durante estos últimos cinco años, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la policía francesa han ido incautando gran parte del arsenal de la banda. El último fue llevado a cabo en diciembre del año pasado en el que se encontraron 12 subfusiles, 25 armas cortas y dos granadas. Ya entonces se calculaba que estas armas suponían el 20% de todo lo que poseía ya la banda. Por lo que se cree que lo que hoy han podido entregar serán unas 280 armas aproximadamente.

En octubre de 2011 ETA anunció el cese definitivo del terrorismo y desde entonces la banda ha querido negociar con los gobiernos español y francés su desarme. Pero la negativa de ambos Ejecutivos de participar en este proceso ha llevado a la Banda a proceder según la fórmula que propuso el Gobierno Vasco: La entrega de las armas a la Justicia a través de mediadores.

España enviará ahora, a través de la Audiencia Nacional, una comisión rogatoria para que evalúe y analice las armas entregadas. Lo prioritario para la justicia española es saber si entre el armamento incautado se encuentra alguna pista para esclarecer las decenas de asesinatos llevados a cabo por los terroristas y que aún están sin resolver.

Dejar una respuesta

dieciocho + 4 =