Muere un anciano y se dan cuenta al día siguiente

COMPARTIR

Parece de película, pero ha ocurrido en la Residencia de Mayores de Alcorcón.

Un hombre de 82 años, se ausentó de la cena pero nadie sospechaba lo que había ocurrido. Su compañero de mesa en el centro, había avisado a una auxiliar pero nadie tomó nota de la ausencia. Antes de cenar acostumbraba a fumar un cigarrillo y dar un pequeño paseo por las cercanías de la residencia.  Según parece era un usuario autónomo por lo que en varias ocasiones se iba con la familia o no se presentaba en las cenas del centro. También al ser periodos festivos nadie se alarmó de su ausencia.

Hasta que la mañana del domingo, en un banco del jardín del centro de mayores se encontró el cadáver, por lo que todo apunta que podría haber pasado toda la noche a la intemperie. La causa aun por esclarecer parece ser un infarto.  La Consejería de Políticas Sociales y Familia explicaron que se ha abierto una investigación para conocer que pasó aquella noche y si existe alguna negligencia. “Los turnos de tarde y noche tenían el personal necesario para atender al número de personas que había en la residencia”.” Este número se fija en función del número de residentes”, añadió.

Las reacciones políticas no se han hecho esperar y el diputado regional de Podemos Raúl Camargo ha pedido la dimisión de la directora del centro y pedirán las explicaciones necesarias a los responsables. “Es necesario que alguien asuma las responsabilidades políticas por esta muerte, por lo que pedimos que dimita con carácter inmediato la directora, que no sabe gestionar un centro tan importante”, exigió ayer el parlamentario de Podemos.

Ya en 2016, plataformas municipales denunciaron graves carencias en el centro. “Es imposible que así les atiendan bien, cuando la ratio que recoge la normativa es un máximo de cinco”, y es que la media del centro es de entre 11 y 14 residentes para cada uno de ellos.

Dejar una respuesta

2 + Ocho =