Sueño, esfuerzo y Europa

COMPARTIR

Ustari; Cortés, Belenguer, Signorino, Cata Díaz; De la Red, Nacho, Casquero, Granero, Albín; Braulio. Abbondianzieri, Mario Cotelo, Licht, Sousa, Juanfran, Manu y Kepa.

18 hombres que en 2007, entrenados por uno de los mejores jugadores de toda Europa, Michael Laudrup, trabajaron por un sueño. Un sueño que tuvo su recompensa el 20 de septiembre de ese año cuando el Getafe hacia su debut en Europa frente al Twente holandés con una victoria por 1-0 y gol de Uche.

Pero todo esto viene de muy atrás. Nos remontaremos a la temporada 2003/04, cuando con una contundente victoria por 3-5 en el Heliodoro Rodríguez López frente al Tenerife que le da el ascenso a la primera división del fútbol español. En esa victoria Sergio Pachón, delantero azulón, marcó cuatro de los cinco goles. El Getafe C.F. se convertía en el cuarto equipo y único no situado en la capital de España que representa a la Comunidad de Madrid en la primera División.

Pasaban las temporadas, los entrenadores y los jugadores por el Coliseum. En la 2004/05, Pernía o Albiol llegan al Getafe y como entrenador un novato Quique Sánchez Flores. La temporada siguiente, con Quique rumbo Valencia, llega Schuster. Fue en la temporada 2006/07 cuando se empiezan a atisbar rasgos de equipo importante y es que ese año se planta en toda una final de Copa del Rey. Las semifinales quedarán para la historia. En el partido de ida (5-2), Messi marcó uno de los mejores goles de toda la historia del fútbol, emulando a Maradona. Pero la historia le guardaba una hoja al Getafe y en la vuelta, el conjunto de Schuster endosó un 4-0 al Barcelona, lo que daba la vuelta a la eliminatoria. En la final no se pudo hacer realidad el sueño. Un solitario gol del sevillista Kanouté les alejo del título. Pero el premio ya estaba ganado. Al estar el Sevilla ya clasificado para la Champions, el Getafe ocupa el hueco y se clasifica para la UEFA. Ahí empezaba otro sueño.

A la primera victoria en aquella Copa de la UEFA, el Getafe quedaba encuadrado en el Grupo G junto al Tottenham, Anderlecht, Aalborg y Hapoel Tel-Aviv. Con tres victorias y tan solo una derrota frente al Hapoel, el Geta pasaba primero de grupo. Ya en dieciseisavos de final se enfrentaría al AEK de Atenas al que le endosaría un claro 3-0 en el Coliseum, dejando un 4-1 de resultado global y siendo el único equipo español en pasar a octavos.

Unos octavos que le enfrentarían al Benfica y que con dos victorias, 2-1 en la ida y 1-0 en la vuelta, certificaban su paso a unos soñados cuartos de final de toda una competición europea. El Bayern ganaba al Anderlecht y seria el rival del equipo madrileño.

En la ida, el Getafe plantó cara y miró a los ojos a todo un clásico de Europa, consiguiendo un valioso empate a uno con gol de Contra en el 90’. En la vuelta el sueño se truncó. Las bajas en el equipo azulón fueron claves. Laudrup no pudo contar con Esteban Granero, sancionado, ni con ‘Cata’ Díaz, Mario y Pablo Hernández, lesionados.

Además una temprana expulsión de De la Red marcaba el choque. Con el partido en los minutos finales y tras un golazo de Contra en el 44’, el Bayern aprovechó un rechace dentro del área para poner el 1-1 que mandaba el partido a la prórroga. Una prórroga que no podía comenzar mejor, con dos goles del Getafe. Sin embargo la mala fortuna sentenció al Geta. Un error de Abbondianzieri propició el gol de Toni que segundos antes del final del partido, con un cabezazo ponía al empate que daba la clasificación a los bávaros y truncaba una excepcional temporada europea.

La figura de Ángel Torres

Ángel Torres Sánchez nació en Recas (Toledo) en 1952. A los catorce, tras la muerte de su padre, se trasladó a la “emergente” ciudad industrial de Getafe, donde empezó a trabajar como obrero sin cualificar en el sector metalúrgico, más exactamente en los Talleres Ocaña, una pequeña empresa metalúrgica instalada en la calle Manzana, hoy en pleno centro urbano, y donde, posteriormente, Construcciones Técnicas Herba, SA, principal adjudicataria de la obras municipales desde finales de la década de los ochenta hasta casi entrado el siglo XXI, levantaría el edificio donde tiene su vivienda.

Ángel Torres ingresó en el Partido Comunista de España. Sin formación ni tradición, no pasó de militante de base; es difícil hacer carrera política en una organización tan compleja como el PCE en la que confluían las corrientes de pensamiento más diversas, desde los sectores más duros ideológicamente como los pro soviéticos, los troskistas, los maoístas o los eurocomunistas de Santiago Carrillo, con los movimientos vecinales. Allí coincide con Críspulo Nieto Cicuéndez, que le guiará desde la lucha ciudadana hasta el mundo del ladrillo; de la lucha por la vivienda social al pelotazo urbanístico, el convenio y la intermediación. En aquella época también hace de periodista deportivo. Incluye sus crónicas futbolísticas en la revista vecinal Presencia Ciudadana.

En junio del año 2002 desembarca la empresa Getafe Sport, SL. El nuevo consejo de administración nombra a Ángel Torres presidente. En un año tendría al equipo en primera y en 5 luchando por Europa.

El escándalo de Royal Emirates

En 2011, el grupo inversor Royal Emirates de Dubái hacia oficial la compra de la Sociedad Anónima Deportiva. El presidente lo confirma y un año más tarde entra en vigor la orden. Sin embargo, pasaban los meses y no se conocían los detalles de la operación. Una trama de siete personas, liderada por Juan Batalla Juanola y Marc Toscas, fueron detenidas por los Mossos d’Esquadra.

Luchando por volver a primera

En la temporada 2015-2016, el Getafe desciende por primera vez a Segunda División. Tras 12 temporadas en Primera bajó junto al Levante y al Rayo Vallecano. En la presente temporada se encuentra cuarto en la clasificación de la Liga 123. A falta de 8 partidos, el sueño del ascenso directo sigue vivo pero sin descuidar a los perseguidores que le pueden dejar sin promoción de ascenso.

Un club del que data su inscripción al Consejo Superior de Deportes un 1 de septiembre de 1976 y que llamó a pasarse Getafe Club de Fútbol en agosto de 1983. A partir de ese año comenzará un trabajo y una dedicación que llevarán al Getafe a lo más alto del fútbol.

Dejar una respuesta

2 × cuatro =