La segunda misión fue imposible

COMPARTIR
BARCELONA, SPAIN - APRIL 19: Neymar of Barcelona is dejected after the UEFA Champions League Quarter Final second leg match between FC Barcelona and Juventus at Camp Nou on April 19, 2017 in Barcelona, Spain. (Photo by Shaun Botterill/Getty Images)

No fue posible otro milagro. El Barcelona cayó eliminado de la Champions al no pasar del empate a cero en un partido donde la Juventus no se achantó por el ambientazo que se vivió anoche en el Camp Nou. Y es que los italianos no tenían mejor precedente posible. En octavos de final, el equipo de Luis Enrique firmó una de las mayores gestas del fútbol mundial, remontando un 4-0. Con la lección bien aprendida y con un resultado muy favorable como es un 3-0 en la ida, Dybala y compañía sabían muy bien como plantear el partido.

La Juve no es ni de lejos el PSG. Allegri no cambió en nada su alineación de la ida y con una defensa formada por Alex Sandro, Chiellini, Bonucci, Dani Alves y en la portería Buffon, uno de los mejores porteros de todos los tiempos, se antojaba casi imposible marcar tres goles. Sin embargo el Barcelona hizo ocasiones y bastantes claras pero les faltó puntería. En el partido y en la eliminatoria en general hay que hablar de Messi. Para muchos es el mejor jugador del mundo pero más allá de la ocasión fallada en la primera parte pasó desapercibido en el juego azulgrana, en otro partido importante que su equipo le necesita. Neymar fue el que se echó el equipo a las espaldas.

Los minutos pasaban y el Barcelona no inquietaba de manera persistente el arco de Buffon. En el juego directo y a balón parado, Chiellini y Bonucci se mostraban inexpugnables y solo cuando la tenía Ney cerca se atisbaba peligro. Luis Enrique miraba al banquillo, un banquillo que no tiene nivel suficiente para luchar, y sacaba a Alcacer por Rakitic en el 58. Ni con 4 delanteros pudo el Barcelona.

En rueda de prensa, Luis Enrique comentó: “No podría definir la temporada en Champions con una palabra. Una primera parte muy pobre en Turín nos hace estar fuera. Me acordaré mucho tiempo de la primera parte de Turín”.

La Cenicienta del sorteo que se celebrará el próximo viernes será el Mónaco. El equipo francés superó con claridad a un Borussia Dortmund superado por las circunstancias tanto deportivas como extradeportivas. 13 años después, el Mónaco vuelve a estar entra los mejores de Europa. Su ataque da mucho miedo y es que Mbapeé en pocos meses se ha convertido en una superestrella europea y este verano, media Europa se va a pelear por él. Junto al francés, Falcao que ha sus 31 años ha vuelto a recuperar su instinto cazador que le hice ser uno de los mejores delanteros centro del mundo, jugando en el Atlético de Madrid. Un claro 3-1 que coloca al Mónaco en el bombo. Todos le querrán pero los de Jardim, técnico monegasco, no serán fácil y para ganarles a doble partido, el equipo que se enfrente a ellos tendrá que hacer muchos goles.

Dejar una respuesta

8 − 8 =