Eduardo Mendonza recibe el Premio Cervantes 2016 con un guiño al humor

El escritor barcelonés se reconocía un "fiel seguidor" de 'El Quijote' y comenzó sus discurso hablando de sus inicios como estudiante del PREU.

COMPARTIR

El Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares se ha convertido en telón de fondo para la entrega del XXXI Premio Cervantes 2016, el máximo galardón de las letras hispánicas que recayó sobre Eduardo Mendoza. La ceremonia estuvo presidida por los Reyes de España, y fue Felipe VI el encargo de hacer entrega del galardón al autor de obras tan reconocidas con ‘Sin noticias de Gurb’ o ‘La verdad del caso Savolta’.

El autor barcelonés, protagonista indiscutible de la jornada, hizo alarde de sonrisas y recordó sus inicios entre compañeros, papel y bolígrafo y aulas del PREU (curso preuniversitario). “La pomposa abstracción que hoy llamamos Humanidades, antes era, humildemente, Curso de Lengua y Literatura. Para mis amigos y para mí, aún más humildemente,  la clase del Hermano Aselmo”, añadía. Lejos estaba, entonces, el Cervantes de hoy. “En mis escritos he practicado con reincidencia el género humorístico y estaba convencido de que eso me pondría a salvo de muchas responsabilidades. Ya veo que me equivoqué. Quiero pensar que al premiarme a mí, el jurado ha querido premiar este género, el del humor”, comentaba al inicio de su discurso.

Por otro lado, expresó su “más profundo agradecimiento” al jurado y dijo sentirse “un invitado entre los grandes”. También se reconoció un “fiel lector” del artífice del Don Quijote de La Mancha, obra que confesó leer “con asiduidad” y que descubrió “por obligación” en su etapa escolar. “Un héroe trágico nunca deja de ser un héroe, porque es un héroe que se equivoca. En eso, a Don Quijote y a mí no nos ganaba nadie”, afirmaba sobre mítico hidalgo.

Remató hablando del “tiempos confusos e inciertos, y no me refiero a la política y a la economía. Ahí siempre son inciertos porque somos una especie atolondrada y agresiva”, y terminó con un compromiso: “seguiré siendo el que siempre he sido, Eduardo Mendoza, de profesión, sus labores”.

En el solemne acto también estuvieron presentes la vicepresidenta del Gobierno y Ministra de Presidencia, Soraya Sáez de Santamaría, el Ministro de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, el rector de la Universidad de Alcalá, Fernando Galván, y el alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, entre otras autoridades. “Es un brillante escritor español que nos ha mostrado con profundidad y maestría partes esenciales de nuestra historia o nos ha conseguido arrancar la risa con personajes inolvidables”, dijo el primer edil, quien reconoció como un “orgullo” recibir al escritor en la ciudad complutense.

Dejar una respuesta

18 + diecinueve =