Alonso ya vuela sobre el óvalo de Indy

COMPARTIR

Parece que tras años de desilusiones, de problemas, de no empezar carreras, de que te pasen por la izquierda y por la derecha, de que te prometan y nada, de que tu coche no corra y el de los demás sí, de ser el mejor y no poder demostrarlo… Después de todo esto y mucho más, Fernando Alonso volvió a recuperar esa sonrisa que nos recuerda a los grandes momentos del asturiano. Y no pide mucho, tan sólo un coche que corra y sea competitivo.

Ayer a las 16:54 (hora española), Fernando Alonso se convertía en piloto oficial de las 500 millas de Indianápolis. Y lo hacía tras hacer su primer stint con el McLaren Andretti. La tanda fue de 100 vueltas dónde alcanzó velocidades de hasta 350 km/h, ni de lejos lo que alcanza su McLaren en el Mundial de Fórmula 1. El piloto y dueño del McLaren, Marco Andretti, ya había probado el monoplaza en el mítico óvalo estadounidense para dar algún que otro consejo al asturiano. En este templo del motor mundial, el día 28 de mayo, Alonso se subirá al coche con la intención que siempre tiene: GANAR.

Un dato espectacular es que un millón de personas vieron a Fernando Alonso girar sobre el óvalo. Ya en la última tanda y rodando en ritmo de carrera (353 km/h), Fernando estuvo cerca de la mejor vuelta que el ganador en 2016, Alexander Rossi, marcó.

Sobre las 21:00, Alonso finalizó su sesión dando un total de 110 vueltas y habiendo practicado rebufos, entradas y salidas del pit lane, además de simular banderas amarillas y rodar tras un pace car imaginario.

Mario Andretti, dueño del equipo en el competirá el español declaraba: “Está súper cómodo con el coche, encantado”. Fernando al bajarse del monoplaza comentaba: “La dirección está más dura que en el simulador, pero me ha encantado”. “Lo más complicado era mantener la cabeza recta en las curvas”.

Dejar una respuesta

cuatro × cinco =