Fiesta española en Jerez

COMPARTIR

Carrera 3000 del motociclismo mundial y que mejor escenario que Jerez y el Gran Premio de España. Visto lo visto en los entrenamientos libres y cronometrados el dominio español era notorio pero las carreras son otra cosa y lo tienes que demostrar curva a curva para llevarte una victoria mundialista.

La mañana comenzaba con la carrera de Moto3 y las motos de menos cilindradas no fallaron y brindaron un espectáculo a la afición con una carrera vibrante, con adelantamientos continuos. El español Joan Mir, líder del mundial, salía muy retrasado en la parrilla (9ª plaza) pero rápidamente remontó para colocarse en la cabeza de carrera. Con adelantamientos frenéticos incluso con toques entre las motos, se llegaba al final con un grupo de 3 pilotos que lucharían por la victoria. El más listo fue Canet, que en la famosa última curva llamada “Jorge Lorenzo”, adelantó tanto a Fenati como a Mir para hacerse con la primera plaza. En esa maniobra, Fenati tocó a Mir, que acabó tercero aunque conserva su primera plaza en el mundial.

La carrera de Moto2 iba a ser otra historia muy diferente. Con Álex Márquez dominando todos los entrenamientos y mostrando un gran ritmo, su estrategia era escaparse desde la salida. Pero Morbidelli no se lo iba a poner fácil durante la carrera. El italobrasileño, líder y ganador de las tres carreras anteriores, se puso a rueda de Márquez y abrieron un hueco en las primeras vueltas. Pero en un error del piloto español, que se fue largo en la 5 hizo que Morbidelli se pusiese en cabeza. Poco le iba a durar el liderato ya que en la vuelta siguiente perdía el tren delantero en la 9 y se iba al suelo. A partir de ese momento y con una hegemonía de campeón, Álex Márquez se hizo con su primera victoria en Moto2.

Y faltaba la guinda del pastel, otra victoria más que completara el triplete y que supondría que un piloto español ganara la carrera 3000 del Mundial de Motociclismo como ya lo hiciera Ángel Nieto en la carrera 1000. Pedrosa se había mostrado dominador durante todo el fin de semana y ahí Dani es muy bueno. Desde la primera curva hasta la última lideró la carrera con un ritmo inmaculado y regular durante todas las vueltas. Marc Márquez hizo alguna que otra intentona pero tras un susto dejó de apretar. Por detrás la lucha fue más bonita con adelantamientos y tensión. Con las Yamaha con problemas, Lorenzo aprovechó un buen Gran Premio para subirse al podio y completar un triplete histórico en una carrera milenaria de Moto GP.

Dejar una respuesta

tres × 4 =