Santiago Llorente: “Creo que no tendremos nuevos presupuestos en esta legislatura”

COMPARTIR

El Alcalde de Leganés, Santiago Llorente, hace balance de sus dos primeros años de legislatura, un periodo que define como “muy complicado” desde el punto de vista político. Las últimas elecciones municipales dejaron una corporación muy fragmentada en la que tienen representación seis partidos. Eso hace que para llegar a consensos, explica el primer edil, “tengamos que poner de acuerdo a tres formaciones diferentes”. Las diferencias políticas llegan incluso a cuestiones tan importantes como las cuentas municipales y las posiciones están tan separadas que Llorente afirma que “creo que no tendremos nuevos presupuestos en esta legislatura”.

A pesar de las dificultades, el alcalde también pone en valor la buena gestión que ha permitido que la ciudad tenga 3.000 parados menos que hace dos años. También destaca las inversiones que se van a realizar para remodelar distintos colegios públicos del municipio así como las instalaciones deportivas.

• Nos encontramos casi en la mitad de la legislatura, ¿qué balance hace de estos dos años de gestión?

 Está siendo una legislatura complicada desde el punto de vista político. Estábamos acostumbrados a tres actores políticos, el PSOE, el PP e IU y ahora nos encontramos con seis partidos y, además, con problemas en algunos de ellos. Eso ha provocado incluso que haya concejales expulsados de su formación. Tenemos cinco concejales no adscritos.

En los plenos pueden intervenir los seis portavoces de los partidos políticos más los cinco concejales no adscritos. Para cualquier moción puede haber hasta once intervenciones. Eso hace que el debate y los acuerdos políticos sean extremadamente complicados.

Cuando empecé en política, se trataba de convencer a un partido para que votase a favor tu moción. Ahora, hay que convencer a otros tres partidos para llegar a un acuerdo.

Dicho eso, también creo que es una legislatura en la que estamos poniendo en marcha desde el sentido común aquellas cosas que pensamos que son más importantes para la ciudad.

Hemos iniciado una línea estratégica de apoyo a los polígonos industriales y al pequeño comercio que pensamos que está dando resultado. De hecho, desde que llegué a la alcaldía hay 3.000 desempleados menos en el municipio y eso es un dato magnífico. Lo más importante con diferencia es el empleo y hoy hay en Leganés 3.000 trabajadores más y 3.000 sueldos más. Eso, como decía, es importantísimo.

Estos datos se consiguen con el impulso que estamos dando a algunos polígonos, como el de Butarque, o con la apertura del centro comercial Sambil, que ha creado centenas de puestos de trabajo directos, o con el trabajo que estamos haciendo en el pequeño comercio.

Luego, hemos puesto el foco en mejorar nuestras instalaciones deportivas y nuestros colegios. Son instalaciones por las que pasan miles de leganenses todos los días y estaban en una situación mala porque son muy antiguos. Pensamos que antes que hacer más polideportivos hay que tener en perfecto estado los que tenemos.

En la primera parte de la legislatura hemos estado haciendo todo el papeleo administrativo y la redacción de los proyectos. Y la segunda parte serán años de obras en los que vamos a ver la remodelación de polideportivos tan importantes como la Ciudad Deportiva Europa. Allí vamos a hacer una amplísima reforma a todas las gradas, las pistas de atletismo y las zonas comunes. Y también realizaremos obras en muchos de los colegios de Leganés. Celebramos los 40 y 50 años de muchos colegios y pensamos que a las instalaciones les hace falta una gran reforma ya que son edificios antiguos. El problema es que nadie sabe quien tiene que pagarlo.

Los ayuntamientos hacemos el mantenimiento de los colegios pero en algunos casos hay que cambiarlo todo: la fontanería, la electricidad, el suelo, las puertas, la pintura… incluso hay que cambiar algún tabique. Es decir que se trata no ya de obras de mantenimiento sino grandes reformas para poner en perfecto estado un colegio.

La comunidad de Madrid ya nos ha dicho que no van a destinar un céntimo a ese tipo de obras y el ayuntamiento va a empezar con sus recursos a hacer estas remodelaciones en muchas de nuestras instalaciones.

Esa es nuestra línea general estratégica, junto con obras en los centros de mayores.

• Con seis partidos en la oposición, ¿Cómo es el día a día con estos partidos?

 Por suerte, la legislación le da al alcalde amplios poderes para la gestión del día a día de la ciudad. No depende de la oposición pagar la luz, limpiar las calles o abrir un centro cultural. Para eso, tenemos ciertas facilidades para no depender de nadie.

El pleno toma decisiones a la hora de hacer nuevas cosas, pero para eso hace falta dinero. Ahí es donde hace falta un acuerdo de todos. O por ejemplo para todo lo que tiene que ver con el urbanismo de la ciudad.

Para definir el futuro de la ciudad se requieren amplios consensos. Y eso ahora mismo no es sencillo porque gobernamos seis concejales del PSOE y uno de IU.

En la oposición hay muchos partidos que, además, se quieren diferenciar entre ellos porque buscan su propio espacio político. El partido popular quiere ser diferente a ULEG; ULEG a Leganemos; y Leganemos a Ciudadanos. Y cada uno tiene una particular forma de hacer política. Unos optan por ser una oposición constructiva. Pero otros optan por posiciones nada colaboradoras, buscando que la ciudad no funcione y de esa mala situación obtener mejores resultados electorales.

Por eso hay un poco de todo, Y, la verdad, es que no es fácil.

• ¿Cómo va la negociación para aprobar los presupuestos? Esta semana ha habido protestas en la calle de dos partidos y no parece que esto ayude a alcanzar consensos ¿no?

No, la verdad que no. Es una forma de hacer política. Por un lado, bloquean los acuerdos para poder hacer un nuevo presupuesto y al mismo tiempo salen a la calle para quejarse que no hay presupuesto.

Sinceramente, creo que esta legislatura no vamos a tener presupuestos nuevos. Faltan dos años pero no los vamos a tener. Así de difícil lo veo.

• Entonces, ¿las diferencias son insalvables?

Vamos a ver. El Partido Popular tiene visiones diferentes a nosotros, pero en cualquier caso consideran que electoralmente para ellos es negativo acordar un presupuesto con el PSOE, con lo cual ellos están dispuestos a apoyar determinadas modificaciones presupuestarias pero no para hacer un presupuesto nuevo.

Ideológicamente, con quien debería ser más fácil llegar a un entendimiento es con Leganemos. El problema es que con ellos no nos ponemos de acuerdo en los números. Sí en la estrategia política pero no en los números.

Ellos parten de las necesidades de cada área y dicen, por ejemplo, en Servicios Sociales hacen falta siete millones de euros más. Y nosotros les decimos, tenéis razón, pero ¿de dónde los sacamos? Entonces proponemos estirar un poquito el presupuesto, subir otro poquito los impuestos y así poder llegar a tener dos millones pero nunca siete. Y ellos insisten en que hacen falta siete. Te estoy poniendo el ejemplo de Servicios Sociales, pero lo mismo nos pasa en Educación, en Deportes, en Mayores, en Infancia, en Juventud…

No estamos en desacuerdo en que haga falta mas inversión y más gasto en determinadas áreas, el problema está en que no sabemos de donde sacar ese dinero. No queremos despedir funcionarios, no queremos dejar de pagar la luz, no queremos dejar de pagar a los proveedores de las escuelas infantiles y no vamos a subir los impuestos pues ¿de donde sacamos el dinero? Es una cosa de sumas y restas. Estamos un poco en ese debate que ellos piensan que les queremos engañar y que en el fondo sí que existe ese dinero, y nosotros les decimos que se fijen en el Gobierno de Madrid. Carmena, cuando llego, iba a hacer 20 cosas y ha podido hacer 2. Es que esto del presupuesto es una cosa muy complicada. Se trata de hacer un plan de inversiones a largo plazo y cada año hacer unas poquitas cosas. No puedes hacer todo lo que te gusta y estamos en ese debate.

Luego hay otro partido, que es ULEG, con el que no tenemos ningún tipo de acuerdo. No nos han votado a favor absolutamente ninguna modificación presupuestaria. Por ejemplo, el año pasado llevamos varias modificaciones presupuestarias para mejorar la financiación de varios clubes deportivos pequeños y votaron en contra. También llevamos un acuerdo para mejorar la financiación del mantenimiento de un polígono industrial, que en el fondo estamos hablando de fomentar la creación de empleo, y también votaron en contra. Con ellos todavía no hemos encontrado un punto de acuerdo en ningún caso.

• Entonces con los presupuestos prorrogados desde el 2014 que hizo el PP ¿qué margen de maniobra tenéis para llevar a cabo vuestras políticas?

El problema es que aunque hiciésemos un nuevo presupuesto, tampoco iba a ser radicalmente diferente. Es decir, el presupuesto tiene una parte muy importante que es la nómina de los funcionarios y no se puede tocar. Además, tengo que pagar la luz de las calles, el agua, el gasoil de los colegios, la calefacción, etc. Hay determinados gastos que hay que pagar si o si. Si sumas todas las cosas que son de obligatorio cumplimiento el margen de maniobra que te queda es muy pequeño.

La política consiste precisamente en dedicar ese margen a unas cosas o a otras. El hecho de tener un presupuesto de hace tres años quiere decir que necesito algunos cambios pero no demasiados. Y los estamos haciendo vía modificaciones presupuestarias. Yo llevo un acuerdo al pleno para cambiar dinero de una partida a la otra. El problema es que algunas se aprueban y otras no. Entonces vamos sobreviviendo con esas modificaciones.

• Y la Comunidad de Madrid ¿qué invierte en Leganés? 

El problema es que hace años que no se hace una inversión real en Leganés. Todo lo que llega es bienvenido, pero venimos con una situación de déficit casi histórica.

En los presupuestos de la Comunidad de Madrid aparece un colegio nuevo y un centro de salud nuevo. Pero estamos hablando que se harán en un barrio nuevo, que es el de Solagua y Pozo del Agua, donde viven 12.000 personas desde hace seis años. Cuando terminen las obras de estas instalaciones los vecinos llevaran viviendo allí ocho o nueve años. Es decir, que llegan tarde, pero bienvenidas.

Nosotros a la Comunidad le hemos planteado muchas más cosas. El problema es que ellos hacen el presupuesto e incorporan aquellas cosas que ellos piensan.

• Hablemos de la política cultural que lleva el ayuntamiento ¿Cuáles son las principales lineas de actuación?

En este área estamos introduciendo cosas novedosas. Apostamos por mejorar toda la programación, que haya más calidad. Además, queremos compaginarlo con un mayor apoyo al teatro amateur. Hemos llegado a acuerdos con determinadas compañías para que vengan a taquilla. Nosotros les cedemos el teatro, las instalaciones, los técnicos de sonido, de luces, etc y la recaudación es para ellos. De esa forma el ayuntamiento no pone dinero para contratar a la compañía. Se hacia en otros ayuntamientos pero aquí no. Eso ha provocado que tengamos una programación más amplia y mejor con el mismo dinero.

• El C.D. Leganés se ha convertido en el mayor embajador de la ciudad ¿cómo son las relaciones con ellos?

Efectivamente es nuestro mayor embajador y las relaciones son fantásticas. Nos llevamos muy bien con todos los clubes deportivos de la ciudad, de todas las actividades deportivas. Hemos hecho un esfuerzo de acercamiento a todos los clubes y estamos mejorando las relaciones.

Todos los equipos de Leganés, de cualquier disciplina deportiva, compiten en una instalación municipal. Los de voley, balonmano, futbol-sala… y también el C.D Leganés.

Al Leganés le cedemos el estadio de Butarque, los campos de entrenamiento, etc, pero eso hacemos con todos los equipos.

• ¿Tienen previsto hacer más inversiones en el estadio de Butarque?

Vamos a ver. Este año hemos hecho un montón de cambios. Veníamos de Segunda División y hace dos años estábamos en Segunda B. Nosotros tenemos un estadio municipal que tiene 20 años y que en ese tiempo no se le había hecho ninguna obra importante.

El verano pasado tuvimos que hacer un amplísimo programa de reformas para adaptarnos a la Primera División. Venia la Liga de Futbol Profesional, la Federación Española, los que tienen los derechos de televisión, la Policía Nacional con sus requerimientos de seguridad, y todo el mundo exigía cambios. En un año, hemos ido haciendo esos cambios en el estadio, en la zona de entrenamientos y en el campo anexo.

Ahora, con la permanencia un año más habrá que valorar si vamos a hacer algo más o no. Nosotros hemos subvencionado todas esas obras con 2,5 millones de euros que todavía no ha cobrado el club. Y el club se ha gastado algo más de 4 millones de euros. Además, ellos están pagando todo lo que son las mejoras en las zonas de entrenamiento, que les va a suponer otro millón y medio de euros.

La Liga de Fútbol Profesional exige que tengamos 15.000 localidades. Ahora tenemos 11.000. El año pasado tenía 8.000 asientos, en verano hicimos 3.000 más y hay que llegar hasta los 15.000. Pero tampoco nos ponen un plazo muy rígido.

El problema es que ahora mismo, estando en Primera División, llenaríamos las 15.000 localidades, pero en Segunda División nuestro club no tendría tanta demanda.

Hay que ver cuánto dinero estaría dispuesto a poner el club, que no lo sabemos, y la Comunidad de Madrid. La presidenta de la Comunidad se comprometió a ayudar al club y de momento no tenemos ningún dato concreto. Lo que le hemos pedido a la Comunidad es lo mismo que ha hecho con otros equipos de la región como el Rayo Vallecano, el Alcorcón, el Madrid, ahora con el Atletico. Es decir, hay un acuerdo de las administraciones para apoyar a los clubes deportivos de Madrid y el Leganés es uno de ellos.

• ¿Qué le pide a la Comunidad de Madrid?

Estamos hablando de otra administración que está controlada también por otro partido político.. Pero yo le pediría más inversión en Educación. A todos se nos llena la boca diciendo que hay que invertir más en este área y que la política de I+D+i es imprescindible. Pero luego en los presupuestos no vemos nada de eso. Hace falta más dinero.

Cuando la Comunidad de Madrid invierte, es para hacer un nuevo colegio, que es verdad que hace falta, pero también se necesita remodelar los que tenemos, así como nuestros institutos.

Igualmente, creo que hay que hacer una apuesta de innovación, cambio y mejora.

MÁS PERSONAL… ASI ES SANTIAGO LLORENTE
Leganés es…
– He vivido aquí toda la vida menos un año y medio que me fui a vivir a Madrid. Y me di cuenta que acababa viniendo a Leganés para todo. Mis amigos están aquí y mi sitio está en Leganés. Para mi Leganés es mi vida.
¿Cómo diría que son sus vecinos?

– Leganés es una ciudad abierta donde nadie te pregunta de donde eres, ni cuánto tiempo llevas viviendo aquí. Eso no pasa. Desde el primer minuto ya eres de aquí.
Un ‘rincón’ especial en el municipio para ‘perderse’
– Aquellos apegados a mi infancia. Yo iba a un instituto en el centro de Leganés y los espacios de los alrededores, donde me juntaban con los amigos, son quizás esos sitios que me traen los mejores recuerdos.
¿Cómo y por qué decidió ‘dar el salto’ a la política?
-Empece muy joven. Me afilié a Juventudes Socialistas y luego al PSOE. En mi familia no hay nadie que se haya dedicado a esto, pero a mí siempre me interesó Conocí a una persona que estaba afiliada al PSOE y me invito a participar. No es fácil, los Partidos Políticos son complicados y se vive todo con pasión.
¿A quién admira?

-Soy poco dado a tener admiración por nadie. No tengo fotos con personajes conocidos o famosos, soy poco mitómano. Me parece admirable Felipe González porque en muy poco tiempo hizo una gran transformación del país. Aunque no iría corriendo a hacerme una foto con él ni con nadie. Entiendo que es una persona que ha sido muy relevante y ya está.
Cómo es el día a día de Santiago Llorente en el Ayuntamiento
– Lo primero que hago es dejar a mis hijos en el colegio a las nueve y después me vengo al despacho. Lo bueno de la vida de un alcalde es que es muy variada, cada día es diferente. Hay días de reuniones de despacho, otros días de visitar obras, otros, de actividades en las calles o en los colegios, polideportivos… es un trabajo intenso y que requiere gran dedicación.
Y con las nuevas tecnologías pues estás con el teléfono las 24 horas. No recuerdo ningún día en el que no haya dedicado, aunque sea un rato, tiempo a cuestiones del ayuntamiento. Incluso el 1 de enero que todo el mundo está descansando. Y en las vacaciones ocurre lo mismo, todos los días le dedicas un ratito al teléfono.

Dejar una respuesta

1 × 3 =