San Fernando se rindió a su cocido popular con el reparto de 4.500 raciones

La Peña Gastronómica arrancó la jornada de esta tradicional cita con los fogones enmarcada en las Fiestas Patronales a las 08:30 horas. En la olla, más de 200 kilos de garbanzos y 50 de chorizos.

COMPARTIR

La Peña Gastronómica de San Fernando de Henares volvió a deleitar a los paladares más exigentes con su tradicional reparto de cocido popular. El colectivo, que lleva más de dos décadas al frente de esta cita culinaria e ineludible en el programa de Fiestas Patronales, encendió el fuego a las 08:30 horas para servir más de 4.500 raciones en la Plaza de Fernando VI. “Está buenísimo, venimos todos los años y nos encanta”, contaba Pepi, vecina de la localidad y una incondicional de este festival del buen comer regado con sangría.

En largas mesas y sillas plegables o desperdigados por el suelo y en los bancos que rodean al ‘Santo’, lo importante, lejos de la comodidad, es “disfrutar de un día en familia”, contaba Carmen, que llegó a las 10 horas con unos amigos. “Después se unieron mi hija y mi nieto, y aquí estamos, pasándolo genial”, explicaba. Aunque una de las más madrugadoras fue Cándida, que se colocó en la ‘cola’ a las 07 horas con algunos de sus compañeros de la peña de mayores Los Mosqueteros. “No queremos que nos quiten este sitio, que es el mejor, debajo del árbol”, afirmaba.

Y de la misma opinión es la concejala de Cultura, Dona Galán. “El tiempo nos está acompañando y se ha congregado un buen número de vecinos, dispuestos a divertirse con sus ‘tenderetes’ alrededor de la plaza”, comentó la edil, que felicitó a los cocineros. “No sabría valorar cuál está mejor, si este o el cocido de mi madre”, afirmaba entre risas. La delegada de Cultura de SFHSP colaboró en el reparto junto a la alcaldesa, Cati Rodríguez, que no dudó en colocarse tras la barra llenar bandejas “Estoy encantada de estar hoy aquí”, remarcó.

Cerca de 200 kilos de garbanzos y otros 50 de chorizo, además de patata, morcillo o zanahorias, entre otros ingredientes, dieron ‘vida’ al manjar.

 

Dejar una respuesta

cuatro − 1 =