Móstoles inaugura el ‘Paseo de la Memoria’

Emplazado en la rosaleda del parque Finca Liana, se trata de un espacio para recordar a los mostoleños víctimas de la represión franquista tras la Guerra Civil.

COMPARTIR

Un monumento con la obra ‘Guernica’, del artista local Francisco Cobos, y una placa en homenaje a cada una de las personas represalias durante la posguerra forman parte del denominado ‘Paseo de la Memoria’ que se ha inaugurado esta semana en la ciudad de Móstoles. Este espacio está dedicado particularmente a las 23 víctimas civiles de la represión franquista durante los años de la dictadura, aunque también rinde tributo a dos vecinos del municipio que perdieron su vida en el campo de concentración nazi de Mathausen-Güsen, en Austria.

A la apertura del paseo asistieron miembros del Equipo de Gobierno, tejido asociativo, sindicatos y vecinos de Móstoles.

Este acto nace de un acuerdo del 28 de abril de 2016, por el cual acordamos dedicar un espacio a todos aquellos que sufrieron la dictadura, que sufrieron la Guerra Civil o que murieron por la libertad… creo que es de justicia”, aseguró el alcalde, David Lucas.

Con los 23 nombres inscritos en la placa conmemorativa que forma parte del monumento “queremos recordar -dijo el alcalde- a todos aquellos que sufrieron la persecución, la muerte, el exilio, la deportación, no solo aquí en Móstoles sino en toda España”.

La concejala de Cultura, por su parte, agradeció a “los trabajadores municipales, a la Asociación de Recuperación de la Memoria Histórica, a las asociaciones memorialistas, a la Junta Estatal Republicana de Móstoles, al historiador del municipio, David Martín, a las republicanas y republicanos móstoleños y a todas las personas que han hecho posible que hoy estemos aquí”.

PASEO DE LA MEMORIA

El conjunto monumental ‘Paseo de la Memoria’ lo conforman dos elementos en interacción con el jardín. Por un lado, la obra escultórica ‘Guernica’, que el artista local Francisco Cobos ha realizado en honor de las víctimas del fascismo y del treinta aniversario de la muerte de Pablo Picasso. Por otro lado, una placa conmemorativa con el nombre, adscripción política y fecha de ejecución de cada una de las personas asesinadas, así como un reclamo de verdad y reparación y el lema “porque fueron somos, porque somos serán”.

Con este monumento, la ciudad de Móstoles quiere reparar una deuda histórica y ayudar a rescatar del recuerdo de un grupo de vecinos que pagaron el más alto precio en defensa de la libertad y la justicia social.

Dejar una respuesta

dos + 12 =