El barrio de Díaz del Castillo se ‘reinventa’ con la supresión de barreras arquitectónicas

COMPARTIR

Eliminar barreras arquitectónicas y facilitar el tránsito de los peatones son dos de los compromisos que los vecinos residentes en los bloques de la calle Díaz del Castillo han arrancado esta mañana a la alcaldesa en funciones de Coslada y responsable del departamento de Vías y Obras en el Consistorio, Charo Arroyo, tras una visita a las inmediaciones donde mantuvo una reunión con los vecinos.

La responsable municipal quiso liderar este encuentro para conocer las “necesidades” de los residentes de primera mano. “Vamos a eliminar un bordillo para dejar la zona al mismo nivel y también procederemos a rehabilitar un sumidero de evacuación del agua de lluvia”, remarcó Arroyo. En el listado de actuaciones figura, además, la reparación del parapeto de una barandilla.

En la misma línea, la aludida destacó que con esta batería de trabajos se pretende conquistar una “ciudad más accesible para todos y favorecer, así, a las personas con movilidad reducida”. No dio plazos, pero Arroyo mantiene firme su propósito de “ejecutar estas reformas lo antes posible”.

En su recorrido estuvo acompañada por una de las coordinadoras del área de Servicios Sociales. “Queremos atender este tipo de demandas para lograr una buena convivencia”, remarcó.

Dejar una respuesta

Trece − cuatro =