EEUU amenaza a Corea del Norte con una “gigantesca respuesta militar”

Toda la Comunidad Internacional ha condenado el último ensayo nuclear del régimen de Pyongyang.

COMPARTIR

Las amenazas cruzadas entre Estados Unidos y Corea del Norte durante el verano han dado paso a las acciones prebélicas entre los dos países. Durante la última semana del mes de agosto, como hacen todos los años, Estados Unidos y Corea del Sur llevaron a cabo maniobras militares cerca de la frontera de su peligroso vecino del norte. Y como ‘respuesta’ el régimen de Pyongyang ha realizado el sexto ensayo nuclear de su historia, el más potente realizado hasta la fecha.

Dos movimientos sísmicos fueron la prueba palpable de tal ensayo nuclear en algún túnel de las montañas coreanas. Y la Comunidad Internacional no ha tardado en condenar la enésima provocación del régimen que lidera Kim Jong Un. Los más enérgicos, como viene siendo habitual fueron los americanos que por medio de su secretario de Defensa, James Mattis advirtieron durante el domingo que cualquier ataque norcoreano sobre Estados Unidos o sobre sus aliados tendrá una “respuesta militar gigantesca”.

Hay que recordar que el régimen norcoreano amenazó el mes pasado con atacar la isla de Guam donde hay dos grandes bases militares estadounidenses y por ello Mattis afirmó ayer que “cualquier amenaza para Estados Unidos o sus territorios, incluido Guam, o a nuestros aliados tendrá una respuesta efectiva y abrumadora”.

Y como advertencia, el secretario de Estado americano dijo que “no buscamos la aniquilación de un país, pero tenemos muchas opciones”.

COREA DEL SUR DESPLIEGA CUATRO LANZAMISILES THAAD

El más preocupado por cómo se desarrollan los acontecimientos en sin lugar a dudas, el vecino del sur en la península de Corea. El régimen de Kin Jong Un tiene desplegados cientos de misiles apuntando a Corea del Sur que tan solo tardarían 47 segundos en impactar contra su capital, Seul. Por ello cualquier movimiento que haga elevar la tensión en la zona pone en alerta al ejercito surcoreano.

Como respuesta al ensayo nuclear de su vecino, Corea del Sur ha anunciado hoy lunes que las Fuerzas Armadas de Estados Unidos desplegarán cuatro lanzaderas de misiles de defensa THAAD en el sur del país. Se trata del sistema Terminal de Defensa para Zonas de Alta Altitud que tiene como objetivo contrarrestar las amenazas de misiles y avances nucleares del Corea del Norte.

Esta respuesta está respaldada por la fuerte amenaza que sufre el país y es que el Ministerio de Defensa de Corea del Sur ha detectado señales que apuntan a que su vecino del norte está planeando llevar a cabo más lanzamientos de misiles balísticos, entre los que se encontrarían uno de alcance intercontinental.

Ese es el verdadero propósito de Pyongyang, tener en el menor tiempo posible misiles que alcancen cualquier punto de la geografía americana y que puedan llevar cargas nucleares. Una amenaza que Estados Unidos no está dispuesto a correr.

Dejar una respuesta

5 × dos =