Collado Villalba inicia el curso lectivo con cinco millones de euros en inversiones

COMPARTIR

El Ayuntamiento de Collado Villalba inicia el nuevo curso político con una inversión en infraestructuras que alcanzará los 5 millones de euros.

Esta cuantía se destinará a obras destacadas, como la pasarela peatonal de acceso al Hospital General,  el Plan de Mejora de Barrios, el arreglo del vaso de la piscina municipal, la urbanización de la calle Gironi o la ampliación y remodelación del Pabellón Quique Blas. “El Ayuntamiento ha saneado las cuentas públicas y ha sentado las bases de una economía sostenible de cara al futuro”, explicó la alcaldesa, Mariola Vargas.

EN DETALLE
Pasarela al Hospital
El Ejecutivo de Vargas contempla una pasarela peatonal sobre el arroyo de La Poveda que da acceso al Hospital General, una obra que ya se ha adjudicado con un presupuesto de 327.287 euros, y cuyos trabajos comenzarán en los próximos días, con un plazo de ejecución de 3 meses.

Mejora de Barrios
El Programa de Mejora de Barrios incluye un programa de asfaltado con una inversión de más de 500.000 euros, que afectará a más de una veintena de calles.

Urbanización calle Gironi
Los trabajos incluyen el acerado, alumbrado, asfaltado, canalización y redes de suministro. La obra está ya adjudicada con una inversión de  180.000 euros.

Piscina municipal
Construida en 1995, su vaso se encuentra cerrado al público debido a problemas en el fondo de su estructura. La obra ya está adjudicada con un coste de 180.000 euros. Su reparación, junto al arreglo de la cubierta, supondrá una inversión global de unos  500.000 euros.

Ampliación del Pabellón Quique Blas
Dispone de un presupuesto de 4 millones de euros procedentes del Plan de Inversión Regional de la Comunidad de Madrid (PIR).

Circuito Dehesa
Está ya concluido. La segunda fase de este proyecto ha contado con una inversión de 150.000 euros.

Segunda revisión de los valores catastrales
La primera edil ha anunciado la solicitud al Ministerio de Hacienda de una segunda revisión a la baja de los valores catastrales para los presupuestos del ejercicio 2018, con el fin de bajar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Esta solicitud se une al descenso del valor catastral de un 15% en 2016, que ha neutralizado en gran parte la subida por la Revisión Catastral efectuada en 2009.

Dejar una respuesta

dieciseis + 7 =