El Ayuntamiento de Fuenlabrada, con los trabajadores de Ericsson

La empresa pretende cerrar las oficinas de la compañía en la localidad y trasladarse a Madrid.

COMPARTIR

El Ayuntamiento de Fuenlabrada se ha comprometido a trabajar junto con los empleados de Ericsson en la ciudad para evitar el traslado de las oficinas de la compañía.

Así se lo ha expresado hoy el alcalde, Manuel Robles, a los miembros del Comité de Empresa de Ericsson, con los que ha mantenido un encuentro en el que han participado también el primer teniente de alcalde, Francisco Javier Ayala, y la concejala de Urbanismo, Infraestructuras e Industria, Ana Pérez.

Durante la reunión, los responsables municipales han ofrecido todo su apoyo a los trabajadores y se han comprometido a colaborar con ellos para tratar de evitar que la empresa traslade sus oficinas.

En ese sentido, el alcalde ha enviado un escrito a la dirección de Ericsson con el objetivo de mantener un encuentro en los próximos días para conocer de primera mano el planteamiento de la empresa e intentar buscar soluciones que permitan que sus oficinas continúen en la ciudad.

“El traslado es un doble perjuicio. No solo para los trabajadores y trabajadoras, dado que la gran mayoría de ellos viven en la zona sur de la Comunidad de Madrid, sino también para la propia ciudad”, ha explicado el alcalde de Fuenlabrada, Manuel Robles, quien ha dejado clara la intención del Ejecutivo municipal de trabajar para evitar la marcha de la empresa de la ciudad.

Dejar una respuesta

3 + catorce =