La Generalitat “hará todo lo posible” para permitir la votación

Junqueras ha reconocido que la operación policial de ayer “ha alterado las condiciones” del referéndum.

COMPARTIR

La Justicia desmanteló ayer gran parte del operativo que la Generalitat de Catalunya llevaba meses preparando para celebrar el referéndum de independencia del próximo 1 de octubre. Los numerosos registros de la Guardia Civil dieron sus frutos y se incautaron los sobres preparados para los miembros de las mesas, material para constitución de meses, actas de escrutinio, etc; así como casi diez millones de papeletas. Además, se detuvo a 14 personas que, presuntamente, eran las máximas encargadas de preparar toda la logística que se precisa para una consulta de estas características.

El propio Oriol Junqueras ha reconocido esta mañana que esta operación policial “altera” y dificulta al Govern la posibilidad de celebrar el referéndum, pero ha asegurado también que “están haciendo todo lo posible” para permitir la votación.

Por su parte, el portavoz del Govern, Jordi Turull, ha querido quitar importancia a la operación policial llevada a cabo en el día de ayer y ha afirmado en Catalunya Radio que “lo más importante ahora es la parte del alma, de la actitud”. Igualmente, ha declarado que “iremos explicando la parte material, ahora es más importante la parte de la actitud”.

Las detenciones y las operaciones realizadas por la Guardia Civil han provocado desde la mañana de ayer numerosas protestas que, aunque pacíficas, en algunos momentos han elevado la tensión al máximo.

La sede de la Consejería de Economía de la Generalitat, en la Rambla de Catalunya, fue el epicentro de las protestas. Allí llegaron a concentrarse cerca de 40.000 personas para protestar por lo que estaba sucediendo. Llegada la noche, miembros de la Asamblea Nacional Catalana y Òmnium animaban a los presentes a retirarse a su casa para proseguir con las protestas hoy, pero los manifestantes continuaban bloqueando las entradas al edificio lo que hacía que miembros de la Guardia Civil que habían llevado a cabo los registros no pudieses salir. Finalmente, los Moscos tuvieron que abrir un ‘pasillo de seguridad’, sobre la 1:30 de la madrugada, para que los agentes salieran del edificio. A las puertas de la Consejería, algunos coches de la benemérita fueron el blanco de los manifestantes que los llenaron de pegatinas, rompieron los cristales y llenaron el interior de los vehículos de basura.

LAS PROTESTAS LLEGARON A MADRID

En la Puerta del Sol de Madrid también se congregaron varios cientos de personas para protestar por las detenciones que se estaban llevando en Cataluña. Al inicio de la concentración, la policía procedió a identificar a varias personas ya que la protesta no estaba autorizada por la Delegación del Gobierno, pero poco a poco la plaza fue acogiendo a más manifestantes. Acudieron a la protesta dirigentes de Podemos y sus confluencias, entre los que se encontraban Pablo Echenique, secretario de Organización; Alberto Rodríguez, Alberto Garzón y Ramón Espinar.

DECLARACIÓN INSTITUCIONAL DE RAJOY

A las nueve de la noche, Mariano Rajoy hizo una declaración pública en la que le dio al Govern que “regresen a la ley y a la democracia”. El presidente del Gobierno dijo a los promotores del referéndum que “renuncien de una vez a esta escalada de radicalidad”. Y avisó que “cada ilegalidad y cada vulneración tendrá su respuesta, que será firme, proporcionada y rigurosa”.

Dejar una respuesta

3 × dos =