Coslada cede varias viviendas a personas con discapacidad para pisos tutelados

Las viviendas, ubicadas en la calle Poitiers, pertenecen a EMVICOSA y serán gestionadas por la asociación ASPIMIP con un máximo de seis residentes en cada una.

COMPARTIR

Coslada cederá dos viviendas de EMVICOSA a la Asociación por la Integración e Igualdad del Minusválido Psíquico (ASPIMIP) que serán utilizadas como ‘pisos tutelados’ tras la firma de un convenio de colaboración entre el Ayuntamiento de la ciudad, representado en el alcalde, Ángel Viveros (PSOE); y la presidenta de esta organización sin ánimo de lucro, María del Carmen Lozano. A la rúbrica tampoco faltó la concejala de Servicios Sociales, Teresa González Ausín. “Esta administración tiene entre sus fines la integración y promoción social de todos los colectivos y considera prioritarias todas las actuaciones encaminadas a dotar de autonomía a estas personas”, indicó el mandatario socialista.

Los inmuebles están ubicados en la calle Poitiers, y conforme al acuerdo entre ambas partes, la organización se encargará de los gastos de comunidad y de la contratación y el correspondiente abono de los suministros de electricidad, agua, gas o teléfono, entre otros. También de la tramitación de seguros y los permisos requeridos y, además, adquieren el compromiso de conservar y mantener los pisos, donde residirán hasta seis personas, en óptimas condiciones. “Tenemos una colaboración estrecha y fluida con el Consistorio desde los más de 30 años de trabajo que llevamos desarrollando en el municipio”, indicó Lozano.

Recordar que ASPIMIP tiene como objetivo el desarrollo personal, laboral y social de las personas con diversidad funcional. Para ello, fomenta la creación de centros e instituciones de carácter pedagógico, científico y asistencial para estimular la educación, rehabilitación e integración de personas con diversidad funcional.

Dejar una respuesta

dieciseis − 2 =