Puigdemont responde con un “plan de contingencia” para el referendum

El presidente de la Generalitat sigue defendiendo votación, a pesar de que la Justicia ha desmantelado el operativo.

COMPARTIR

El presidente de la Generalitat de Catalunya, Carlos Puigdemont, sigue adelante con su hoja de ruta que termina el 1 de octubre con la celebración del referéndum de independencia. No le ha parado la suspensión de las leyes aprobadas en el partalent catalán por parte del Tribunal Constitucional y tampoco la operación judicial que esta semana ha llevado ante el juez a las personas que estaban organizando el referéndum y ha localizado abundante material destinado a celebrar la consulta.

Ayer, en un mensaje emitido por la televisión pública catalana, el president afirmó tener “previstos planes de contingencia para garantizar” la celebración de la votación. Con este mensaje, Puigdemont quiere disipar las dudas que ahora tienen algunos sectores independentistas sobre si será posible la realización de la consulta.

“Quiero apelar a la gente para que siga defendiendo su celebración hasta el próximo 1 de octubre, con el mismo entusiasmo, civismo y firmeza como lo han hecho hasta ahora”, afirmó el president. Con estas palabras, Puigdemont quiso elevar el ánimo de los partidarios de votar ya que la jornada comenzó con la reflexión de Oriol Junqueras de que las detenciones de su equipo de trabajo (entre ellos su número 2) “han alterado las condiciones del juego”.

El presidente catalán se dirigió nuevamente al presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy para afirmar que “ha cruzado esta semana muchas líneas rojas como para que las tengamos que contemplar con indolencia”. Se refería Puigdemont a la requisición de las papeletas que se tenían preparadas, así como de carteles propagandísticos, cartas de citación para las mesas electorales, etc.

Puigdemont terminó su discurso asegurando que “toda la maquinaria del Estado está orientada a impedir que los catalanes voten”.

La encargada de responder a Puigdemont en esta escalada de declaraciones y contra declaraciones ha sido la vicepresidenta primera del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Ha reclamado al dirigente catalán que “deje de abusar” del pueblo catalán y ha asegurado que “el referéndum ha quedado simplemente en un plan de contingencia”.

SIGUEN LAS PROTESTAS EN LA CALLE

Mientras tanto, las protestas siguen en las calles de Barcelona. La presidenta del Parlament de Catalunya, Carme Forcadell, encabeza en la Ciudad de la Justicia de Barcelona una concentración que pide la libertad para los detenidos por la Guardia Civil en el operativo de esta semana. Unas 2.000 personas acompañan a Forcadell y a otros dirigentes catalanes entre los que se encuentran diputados, concejales y consejeros del Gobierno Catalán.

Durante la noche pasada, se vivió una segunda ‘cacerolada’ en varios municipios catalanes como forma de protesta por las actuaciones policiales.

Dejar una respuesta

catorce + 4 =