Iván López Marina: “Vengo con más experiencia y dispuesto a cometer el menor número de errores”

Entrevista con el nuevo concejal de Deporte, Cultura y Educación de Coslada, Iván López Marina

COMPARTIR

La dimisión de Sergio Herradón a finales del mes de julio dejó una vacante en el equipo socialista de Ángel Viveros que ocupa Iván López Marina desde el pasado 1 de septiembre. Este cosladeño, vecino del barrio de Ciudad 70 y padre de dos hijas, asume las áreas de Deporte, Cultura y Educación y entre sus retos se cuentan mantener una programación amplia, variada y de calidad en el nuevo Teatro Municipal o la transformación del Patronato de Deportes en Concejalía, además de una firme apuesta por la Educación como vehículo indispensable para los cambios de futuro. 

Pero no se estrena en estas lides. A sus 40 años arrastra la experiencia del Gobierno ‘tripartito’ (2007-2011), donde asumió Medio Ambiente, Parques y Jardines. Es hombre de partido, afiliado al PSOE desde hace más de dos décadas.

El pasado 1 de septiembre tomó posesión como nuevo concejal del equipo de Gobierno de Coslada y asume las áreas de Cultura, Educación y Deporte desde esa fecha. ¿Qué expectativas tiene para esta etapa que acaba de inaugurar? ¿qué ha supuesto su nombramiento?
Afronto este reto con la sensación de mucho trabajo por delante, pero seguro de poder llevarlo a cabo, con ganas y mucha ilusión.

¿Cómo ha sido ‘reengancharse’ al proyecto que lidera Ángel Viveros cuando ya han transcurrido más de dos años de mandato?
Es complicado, porque cada área tiene una dinámica de trabajo establecida y no es fácil tomar el control en profundidad. Me gusta conocer cada detalle y estas áreas tienen su máximo grado de actividad en estas fechas. Eso dificulta el nivel. Las escuelas deportivas, la nueva programación del teatro y los cursos culturales, o del inicio del año lectivo tienen lugar en este mes de septiembre. El 90% del trabajo se hace evidente ahora. Esta es una mala época para tomar las riendas, pero yo lo siento como un desafío. Ha transcurrido poco tiempo para dar ese enfoque personal e ideológico, para establecer un cambio de rumbo algo que, sin duda, haré de manera progresiva tomando las medidas que tenga que tomar.

¿Cuál será la seña de identidad de Iván López Marina en estos tres departamentos?
La mejor seña de identidad es que no se hable de Iván López Marina. Formo parte de un equipo con políticas progresistas que llevan el sello del PSOE. Quiero que los vecinos sientan los cambios sin personalizar, aunque uno de mis objetivos será estrechar los lazos entre mis tres departamentos.

“La mejor seña de identidad es que no se hable de Iván López Marina. Quiero que los vecinos sientan los cambios sin personalizar”.

¿Algún proyecto?
Estamos planteando disolver el Patronato de Deportes y convertirlo en una Concejalía. Este cambio obedece a razones prácticas. Disponemos de los informes técnicos y jurídicos pertinentes para ver de qué manera se puede articular, y ya hemos hablado con los grupos.

En Cultura vamos a seguir con actividades al alcance de la ciudadanía, con propuestas dignas del nivel de este teatro; y apostamos por un cartel distinto, que donde  haya cabida y hueco para todos. También hemos inaugurado el nuevo centro cultural y trabajamos para  que esté lleno de contenido.

El Ballet Nacional de Danza o actores de la talla de José Luis Gil o Álex Gadea pisarán las tablas locales. ¿Qué nos puede contar de la agenda de la temporada?
Tiene 30 funciones… y no solo es cantidad, también calidad. Contempla un formato infantil para que niños y padres puedan acudir a nuestro teatro los domingos por la mañana para obras de pequeño montaje, y algún sábado por la tarde para representaciones de mayor envergadura y laboriosas. Además, contamos con espectáculos de texto, de danza, musicales y dos grupos africanos. Como decía, es una apuesta por la variedad.

Tomó las riendas de Educación cuando tocaba inaugurar el curso escolar y dijo afrontar esta ‘cartera’ como un reto…
Las políticas de educación en los municipios están limitadas, porque las competencias están en manos de la Comunidad de Madrid. Yo tengo el convencimiento personal que las soluciones están en manos de nuestros niños, visto el devenir del mundo actual de las últimas décadas, y que ellos sean capaces de mejorar aquello que les dejamos en herencia. Y eso no está en los centros escolares únicamente.

“Las soluciones están en manos de nuestros niños, que ellos sean capaces de mejorar aquello que les dejamos”

Es el día a día. Tenemos que valorarles cómo lo que son, escucharles y hacerles partícipes de las decisiones adultas. Esta faceta está siendo infravalorada.

Educación, Deportes y Cultura nada tienen que ver con Medio Ambiente, Parques y Jardines, que lideró en la legislatura del ‘tripartito’ entre 2007 y 2011. ¿Qué se trae de esa experiencia?
El conocimiento de la administración local, que es importante. Cuando llegas a una Concejalía piensas que las cosas pueden ir mucho más rápido, que es más sencillo… Me traigo la esencia de conocer la casa, los departamentos técnicos, las Juntas de Gobierno o las Comisiones Informativas. Y eso es una ventaja. Las áreas son diferentes, pero vengo con más experiencia y dispuesto a cometer el menor número de errores.

¿Qué fue lo mejor de aquella época?
Coslada llegó a ser la tercera ciudad de España con población superior a los 50.000 habitantes que más papel y cartón reciclaba. Fue un paso importante. También sacamos un punto limpio móvil cuando no había dinero, adaptando un camión en desuso. Así conseguimos dar ese servicio al ciudadano, ‘tirando’ de imaginación y pocos recursos; pero, sobre todo, el Parque del Humedal, que era un proyecto que arrastraba décadas y que salió adelante en el periodo de mi gestión. Y dentro del mismo, su ‘corazón’, El Naturalario. Hoy en día es utilizado para hacer deporte, mientras que otros lo pasean o hacen bicicleta. Los chavales pueden visitar exposiciones y se hacen actividades de concienciación.

¿Y lo peor?
Fue una legislatura marcada por el ‘caso Bloque’. Luego se demostró que no había ninguna responsabilidad nuestra, y la muerte de una persona en una riada. Lo pasamos mal, porque no puedes controlar las tormentas y aquí se unieron varios parámetros, se desbordó una galería y aquella mujer estaba en el lugar erróneo en el momento equivocado. Cuando alguien fallece es una sensación muy desagradable.

¿Cómo ha visto el desarrollo de estos dos años de legislatura desde ‘la barrera’? ¿Qué gestión están desarrollando sus compañeros?
Fantástica para un equipo de seis concejales en minoría. Durante el ‘tripartito’, los acuerdos se firmaban por adelantado y, ahora, toca negociar día a día con la oposición. Esa es la diferencia. El trabajo de mis compañeros ha sido ingente, me consta, de todos y cada uno de ellos, y me siento orgulloso de su labor.

“El trabajo de mis compañeros ha sido ingente, y me siento orgulloso de su labor. Nadie daba un duro por este Gobierno, y ya llevamos dos años y medio.”

Nadie daba un duro por este Gobierno, al que todo el mundo ponía fecha de caducidad, y ya llevamos dos años y medio. El panorama político que se dibuja está apoyado en la negociación. Es momento de hablar y consensuar, ese diálogo es obligado y positivo para la ciudadanía.

Iván López Marina no ‘tira la toalla’ y sigue adelante en tiempos complicados para la política. ¿Qué le impulsa a seguir?
Tengo espíritu de partido y estoy cuando las cosas están bien y cuando las cosas no están tan bien. Eso incluye los 20 años que he estado sin desempeñar cargos institucionales. Son tiempos complicados, sí, pero todo sale adelante con ganas y con confianza. Costará más o menos, pero hay que intentarlo.

MÁS PERSONAL: ‘RADIOGRAFÍA’ DE IVÁN LÓPEZ MARINA
“Coslada es una gran ciudad llena de grandes personas”

Tiene 40 años y ha pasado más de 37 en Coslada. Iván López Marina es una apasionado de esta ciudad que le vio crecer y donde se forjó su carrera política. Militante del PSOE desde los 18 años y afiliado a sus Juventudes cuando solo tenía 14 en contra de la opinión de su padre. Recuerda su infancia y la EGB con nostalgia, aunque reconoce que por su barrio,’La 70′, todavía se escuchan esos sonidos capaces de devolverle de un salto a la niñez. 
De Coslada desde…
Nací en 1977 y marché un año a San Fernando de Henares. Luego regresé a Coslada. De mis 40 años, más de 37 aquí.

Estudió en…
En el colegio público Pío Baroja. Allí terminé la EGB, tan recordada y con tanta nostalgia en estos tiempos que corren. Luego estudié bachiller en Los Salesianos de Atocha. Guardo un recuerdo maravilloso de Los Salesianos. Aunque suene paradójico, ellos influyeron en lo que soy hoy.

Pues sí suena paradójico…
Eran gente muy permisiva, que fomentaba los debates y que respetaba cualquier tipo de opinión. Muchos de esos profesores seglares eran de partidos de izquierda. Eso lo descubrí después. Son una parte de la Iglesia que sale del fanatismo y del radicalismo. Tengo buenos recuerdos.

Del barrio de…
Ciudad 70

Dicen que es uno de los más castigados por los gobiernos…
El problema de Ciudad 70 es que se trata de un barrio diseñado hace más de 40 años. Lo que hoy son avenidas amplias y espacios abiertos, que facilitan la limpieza y otro tipo de acciones, no se da aquí. Tenemos muchas zonas privadas de uso público, callejones estrechos, recovecos y una cantidad de inconvenientes que convierten al barrio, a ojo de los vecinos, en una zona más olvidada. Nosotros acometimos varias intervenciones destinadas a eliminar barreras arquitectónicas o mejoras de las aceras y del espacio público.
¿Y cómo fue tu infancia allí?
Visto desde mis 40 años, la infancia es la mejor época la mejor época que tenemos. Cuando paso por esas calles, sigo teniendo las mismas sensaciones de entonces, cuando escucho un gorrión o cuando huelo un guiso… Ciudad 70 mantiene rincones donde no se oyen coches, donde el nivel de ruido es muy bajo, y se mantienen los mismos sonidos de hace tres o cuatro décadas. Recuerdo, por ejemplo, las válvulas de las ollas a presión de las cocinas de las terrazas. Hoy voy por la calle y sigo identificando ese sonido. Entonces, vuelvo de inmediato a esa infancia, que fue feliz, jugando en la calle desde las cinco de la tarde hasta las  nueve de la noche, cuando te llamaba tu madre para cenar. Fue una infancia donde la educación estaba en manos de todos, porque cualquier vecino te podía echar una reprimenda y, encima, tu padre o tu madre te recriminaban la misma actitud. Eran tiempos diferentes, teníamos creatividad y jugábamos en la calle, no había los miedos que hay ahora, ni la misma protección. Si le preguntas a cualquiera, la infancia era mejor antes. Y en nuestra mano está cambiarlo.
Un rincón de Coslada…
El Parque de El Cerro… porque me trae muchos recuerdos. Hice atletismo durante 15 años y se corrían algunos torneos allí. El monolito desde donde se divisa buena parte de Coslada es un buen punto.
¿Cómo le entró el ‘gusanillo de la política’? Su padre también fue hombre del PSOE. ¿Es tradición familiar?
Mi padre militaba en el PSOE, y yo decidí unirme a las Juventudes Socialistas con 14 años y en  contra de su opinión. Él creía que era pronto, que no era actividad para un chico de mi edad, pero me afilié. A los 18 años pasé a militar en el PSOE, y en todo este tiempo en la agrupación de Coslada, ni yo soy hijo de Joaquín López, ni Joaquín López es mi padre. Siempre hemos querido dejar eso al  margen. Es más, en ocasiones, confrontamos. No vemos muchas cosas de la misma manera. A él le tengo que agradecer todo en esta vida, pero la figura de padre como político no entra en mis esquemas. No creo que esté aquí por mi padre, no hago política porque él la hiciera.
Y las primarias, a la ‘vuelta de la esquina’… Y con Coslada como telón de fondo para el próximo congreso regional
Cualquier ejercicio de Democracia es importante, sea a nivel ciudadano, sea a nivel partido. En el caso del PSOE, instauramos las primarias hace 17 años. Dentro de Madrid, la evolución del voto ha sido a la baja y hay que cambiar esa dinámica, por eso es importante votar. Yo acato, soy un hombre de partido, independientemente de si mi candidato gana o pierde, porque me pondré a disposición del partido desde el día siguiente. Lo importante es participar. Y de ahí saldremos reforzados.
¿Quién es Iván López Marina?
Un ciudadano de Coslada, de 40 años que quiere que la vida de sus vecinos sea mejor, aunque a veces me pueda equivocar. Soy padre de dos hijas y, aunque no concilio al 100%, esta es mi principal y más importante faceta. Militante del PSOE desde hace 25 años, hombre de contradicciones que trata de hacer las cosas lo mejor posible. Un exatleta y un exestudiante que ahora tiene la  oportunidad de cambiar las cosas.
Coslada es…
Donde nací, crecí, estudié y la ciudad donde he dejado mis pequeñas aportaciones. Es parte fundamental de mi vida. Es una gran ciudad llena de grandes personas.

Dejar una respuesta

6 − 2 =