El Gobierno espera al próximo jueves para activar el artículo 155 de la Constitución

COMPARTIR

Hoy ha acabado el primer plazo límite fijado por el Gobierno para que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, aclarase si la semana pasada declaró la independencia de Cataluña. Y la respuesta ha sido, como se preveía, una evasiva más.

La vicepresidenta primera del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha hecho público que el presidente del Gobierno ha contestado ya al presidente de la Generalitat de Catalunya por la carta de éste en respuesta al requerimiento de Mariano Rajoy. La vicepresidenta ha confirmado que el Govern catalán no ha contestado a la respuesta sencilla que se le planteó la semana pasada sobre si materializó la independencia o no.

Soraya Sáenz de Santamaría ha afirmado que “El Gobierno espera que las horas que quedan para que se cumpla el segundo plazo de requerimiento, Puigdemont responda con claridad a lo que los ciudadanos exigen”. Por tanto, el Gobierno de España sigue esperando a que Puigdemont conteste. Y todo hace indicar que el Gobierno aplicará el artículo 155 de la Constitución el próximo jueves si no obtiene una respuesta convincente y seria.

Santamaría ha recordado al presidente del Govern que “nadie le niega el diálogo, pero el diálogo tiene que hacerse dentro de la Ley”. Además, la añadido que el lugar en el que dar explicaciones debe ser el Congreso de los Diputados al que ya se invitó a Puigdemont y no quiso asistir.

A preguntas de los periodistas sobre las medidas que adoptaría el Gobierno Santamaría ha dicho que “el artículo 155 no es para suspender el autogobierno, es para que el autogobierno se ejecute de acuerdo con la legalidad”.

PUIGDEMONT NO ACLARA SI MATERIALIZO LA INDEPENDENCIA O NO

El Gobierno de Mariano Rajoy ha recibido una carta de Puigdemont en la que ofrece un margen de “dos meses” para dialogar y ha propuesto concretar “una reunión lo antes posible” para explorar posibles acuerdos.

Con esta misiva, el presidente catalán vuelve a no aclarar su postura lo que podría ser una estratagema más para ganar tiempo y seguir preparando una independencia de Cataluña. Puigdemont ha adjuntado a su carta varios documentos, como la Ley del Referéndum y un informe sobre las cargas policiales del 1 de octubre. Además, ha pedido que se termine con “la represión contra el pueblo y el Gobierno de Cataluña”.

A pesar de que el tono de la carta es conciliadora, no parece que vaya a satisfacer al Gobierno de España que tiene ya preparado el dispositivo para poner en marcha el artículo 155 de la Constitución para restablecer la normalidad y la ley en la Comunidad Autónoma de Cataluña.

Puigdemont ha insistido en que la prioridad de su Gobierno es “buscar con toda la intensidad la vía del diálogo”. Y ha afirmado que “queremos hablar, como lo hacen las democracias consolidadas”. Lo que parece es que las autoridades catalanas ya piensan más en que la independencia es un hecho consumado y quieren negociar con el Gobierno de España como si de un país nuevo ya se tratara. No parece que, llegados a este punto, los independentistas quieran parar el proceso que comenzó con el pseudo-referendum del 1 de octubre.

Posteriormente a que se hiciera pública la carta enviada a La Moncloa, el consejero de Interior de la Generalitat, Joaquim Forn, ha aclarado que su intención es declarar definitivamente la independencia en dos meses si el gobierno no acepta su petición de diálogo. Unas declaraciones que demuestran que la intención del Govern es negociar la normalización de su independencia con España para que posteriormente sea reconocida de manera internacional y que la UE acepte también la creación de un nuevo Estado. Por su parte el Gobierno de Mariano Rajoy está pidiendo otro tipo de diálogo, el que termine con la deriva soberanista y devuelva a los catalanes al respeto de la Constitución y de la ley establecida. Por tanto, no parece que las dos partes puedan llegar a un entendimiento.

Así lo ha confirmado el ministro de Justicia, Rafael Catalá, que ya ha afirmado que el Gobierno no considera válida la contestación de Puigdemont. El ministro ha recordado que, además de preguntarle si había declarado la independencia, el presidente Rajoy, le dio un segundo plazo, que termina el jueves, para que explicase las medidas que va a adoptar para recuperar el cumplimiento de sus obligaciones.

Dejar una respuesta

cuatro × tres =