Lucha contra la publicidad vejatoria en Madrid

En 2016 hubo 2.200 actuaciones y casi 30.000 vigilancias retiradas masivas de este tipo de publicidad.

COMPARTIR

El Ayuntamiento de Madrid pondrá en marcha un plan para perseguir la publicidad vejatoria sobre prostitución que se distribuye de forma habitual mediante tarjetas publicitarias conocidas como flyers, y que se colocan en los elementos externos de los vehículos, así como la averiguación de las condiciones en las que se confeccionan y distribuyen estas tarjetas.

El plan, que llevará a cabo Policía Municipal, ha sido elaborado conjuntamente entre las áreas de Salud, Seguridad y Emergencias y Políticas de Género y Diversidad, y prestará especial atención a las zonas cercanas a centros escolares, donde se ha detectado en los últimos meses que la publicidad masiva con este tipo de flyers está provocando que las niñas y niños coleccionen e intercambien estas tarjetas. Aunque no se trata de un fenómeno extendido, sí se ha convertido en un motivo de preocupación para las asociaciones de madres y padres y vecinales.

El delegado del Área de Salud, Seguridad y Emergencias del consistorio madrileño, Javier Barbero ha señalado que “este plan está muy conectado con la preocupación que mostraron ya hace unos meses las AMPAS y asociaciones vecinales y que se tradujo en la campaña ‘No acepto’ porque también estamos diciendo que no aceptamos que esa publicidad la vean las niñas y niños; no aceptamos una suciedad sucia por esta publicidad que acaba en el suelo; no aceptamos una publicidad que denigra y cosifica a las mujeres”.

El hecho de que estas tarjetas se dejen al alcance de los menores supone un grave problema al que se busca dar solución desde el Ayuntamiento de Madrid, ya que en estos menores pueden generarse creencias erróneas y conductas inapropiadas para su desarrollo sexual, además de que muestran a la mujer como si se tratara de un producto mercantil, fomentando su cosificación y el sexismo.

Celia Mayer, delegada del Área de Políticas de Género y Diversidad, ha comentado que “las competencias sobre si la publicidad es lícita o ilícita o si vulnera o no los derechos de la mujer les corresponde a la Comunidad de Madrid pero en el marco de nuestras competencias, y como la Ordenanza de Publicidad Exterior está siendo modificada en estos momentos por el Área de Desarrollo Urbano Sostenible, hemos introducido un artículo en este sentido”.

Se prestará especial atención a zonas en las que los menores tengan más probabilidad de transitar, tales como centros escolares y deportivos o de ocio. Las acciones que se llevarán a cabo desde la Unidad de Convivencia y Prevención serán fundamentalmente las siguientes: mapeo e identificación de puntos de atención prioritaria para la realización de patrullajes disuasorios, en estrecha colaboración con los centros escolares, las AMPAS y las asociaciones vecinales; intervenciones educativas directas en centros escolares desde una perspectiva de equidad y fomento de la convivencia, rechazando el trato vejatorio y discriminatorio que pueda suponer este tipo de publicidad; además de formación también con adultos de las comunidades de aprendizaje correspondientes (profesorado, progenitores, etc.).

ya en 2016 se ha intensificado la actividad policial de los y las agentes tutores en Madrid, con 2.200 actuaciones y casi 30.000 vigilancias y “retiradas masivas” de anuncios por parte de las brigadas municipales.

Dejar una respuesta

diecinueve − 13 =